domingo , 25 febrero 2024
Ultimas Noticias
Unos elementos de la SSP custodian afuera del Centro de Justicia Oral de Mérida

Testigo protegido declara; fue el enlace con los sicarios

 

Colaboró en una ejecución como “agradecimiento”

En el segundo día del juicio por el homicidio de Emma Gabriela Molina Canto, declaró una pieza clave: César R.B., quien fue el enlace de Martín Alberto Medina Sonda con el exterior y quien recibió el dinero para pagar a los sicarios.

César se presentó como figura protegida, por lo cual la Secretaría de Seguridad Pública montó un operativo especial. El vehículo en que lo trasladaron fue custodiado por tres patrullas de la corporación.

Durante la comparecencia, que se inició cerca de las 10 de la mañana, el testigo dio detalles de su participación y señaló directamente a los tabasqueños J.M.A. y O.M.L.T., como las personas que contrató el “Cachorro” para asesinar a Emma Gabriela por orden de Medina Sonda.

También indicó que en 2006 conoció a Medina Sonda en Ciudad de México, cuando laboraba como chofer en un conocido hotel en la zona de Polanco. Desde ese tiempo entablaron una amistad.

“Él me ayudó en los momentos más difíciles, cuando atravesaba por una mala racha económica me prestó 100,000 pesos y más tarde me regaló el dinero de la venta de una camioneta de lujo, por eso estaba agradecido”.

“Estuve enterado de la situación que mantenía con su esposa Emma por la custodia de sus hijos”, abundó. “Él me decía que era muy testaruda y no quería llegar a un arreglo, le estaba dando casa y dinero, pero no quiso, ella quería más de lo que le estaban dando”.

“Yo le ayudé para resguardar a sus hijos e incluso vivieron en mi casa en el Estado de México”.

El testigo relató que en 2016, cuando Martín ya estaba preso en el Cereso de Tabasco por lavado de dinero, mantuvieron comunicación vía telefónica.

“En agosto de 2016 me dijo que acudiera a visitarlo al penal de Tabasco”.

Desde esa fecha comenzaron a planear la ejecución de Emma Gabriela.

César viajó a la ciudad para buscar a sus hijos y montó una guardia durante horas en la secundaria Vadillo. Al ver a la mujer, la siguió y supo donde vivía.

“(Medina Sonda) Me dijo que una persona me contactaría para ponerse de acuerdo conmigo y le dio mi teléfono”, señaló.

En octubre de ese año lo contactó “Cachorro”, quien sería el encargado de la ejecución de Emma.

En noviembre de ese año “Cachorro” y él viajaron de Ciudad de México a Mérida para conocer físicamente la casa donde vivía Emma con sus hijos. El declarante aseguró que Medina Sonda le depositó 30,000 pesos para sus gastos.

En enero de 2017 de nuevo fue al Cereso de Tabasco para visitar a Medina Sonda y él le dijo que le darían un “estáte quieto” a su ex mujer.

A principios de marzo “Cachorro” contactó de nuevo a César para informarle que a finales de marzo tomarían acción, debido a que ya tenía la gente que haría “el trabajito”.

Medina Sonda depositó 60,000 pesos que sería el pago para los sicarios, “Cachorro” tenía un arreglo personal con Medina Sonda, se rumora que por el trabajo recibió 200,000 pesos.

El domingo 26 de marzo se encontraron en Mérida para cometer el crimen.

Los sicarios y “Cachorro” se hospedaron en el hotel Dolores del Alba, mientras que César lo hizo en otro hotel de la ciudad.

La mañana del domingo, un día antes de la ejecución, los cuatro acudieron a ver la casa de Emma y corroborar las vías de escape.

El lunes 27, al mediodía César trasladó en un Uber —que había rentado en 2,500 pesos— a los sicarios y a “Cachorro” hasta la vivienda de Emma.

Alrededor de las 3:30 de la tarde se concretó el crimen contra Emma, el cual fue presenciado por los hijos.

“Yo no vi la ejecución debido a que en ese momento estaba volando a Ciudad de México, salí del aeropuerto a la 1:30 de la tarde”.

César indicó que entregó los 600 mil pesos a “Cachorro” el lunes por la mañana, horas antes de la ejecución. Aseguró que decidió participar en el crimen por agradecimiento a Medina Sonda, ya que lo había ayudado en momentos difíciles.

Luego no volvió a tener comunicación con Medina Sonda hasta que fue detenido y trasladado a Yucatán para enfrentar el proceso.

El acusado, al no tener una participación directa con el homicidio y al acreditar el estado de salud que guardaba, se le concedió el beneficio de oportunidad: a cambio de que colabore con la autoridad ya no estaría sujeto a proceso penal, sería testigo protegido.—D. Ch. C.

Proceso Afirmaciones en un juicio

César R.B., es testigo protegido del juicio por el homicidio de Emma Gabriela Molina Canto.

Fabricación de delitos

Según declaró ante el Tribunal, fue testigo de la fabricación de delitos y la corrupción en el penal de Tabasco. Indicó que Martín Medina Sonda pagó más de 500,000 pesos para la fabricación de expedientes que terminaron con el encarcelamiento de Emma Molina Canto y de su madre, Ligia Canto Lugo.

Robo

César afirmó que en Yucatán el artífice fue un conocido abogado, funcionario estatal, quien a cambio de 100,000 pesos fabricó la acusación contra Emma la cual terminó con la detención por el robo de una camioneta. Luego se fabricó otra acusación contra Emma en Ciudad de México (la cual no prosperó), por la cual pagó a una abogada 100,000 pesos.

Otro señalamiento

En 2014, cuando Ligia Canto Lugo, encabezaba manifestaciones para que se hiciera justicia y recuperaran a sus tres nietos, Medina Sonda le encomendó a la misma abogada la fabricación de un expediente en Jalisco por clonación de tarjetas de crédito.

“Fajos de billetes”

“Por una copia de la credencial pagamos 6,000 pesos a un funcionario del INE. Y por los servicios del despacho pagamos 300,000 pesos”, señaló. “Yo le pagué esa cantidad, el dinero lo enviaron con un empleado de Medina, eran fajos de billetes”.

Pago a oficiales

En el penal de Tabasco, Medina Sonda tenía un acuerdo con el personal a cambio de privilegios: pagando mensualidades, tenía accesos de personas sin registro, uso de celulares, internet y otras comodidades. “Fui testigo de las injusticias y excesos de Medida Sonda, a quien le estaba agradecido y creía que era mi amigo”.

Ve peligro

Al término de la comparecencia, indicó que teme por su vida.

 

Fuente: Diario de Yucatán

Deja un comentario

Ver también

Mérida, primera ciudad mexicana en unirse a red de comercio justo

En Mérida nos ocupamos por privilegiar estrategias para la diversificación de prácticas económicas sustentadas en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *