martes , 18 junio 2024
Ultimas Noticias

La Xingona de Ivonne

Por:SemMéxico

Claudia Calvin*

SemMéxico, Ciudad de México, 14 de mayo, 2024.- El libro Xingona, de Ivonne Melgar, no es una herramienta publicitaria ni tampoco es propaganda. No busca dibujar a una heroína al punto de caricaturizar la historia de Xóchitl Gálvez ni busca “vender” a la candidata. Busca, simplemente, dar a conocer a la persona.

Hace unos días la periodista Ivonne Melgar presentó su libro “Xingona. Una mexicana contra el autoritarismo”, el cual trata sobre la vida de Xóchitl Gálvez, candidata a la presidencia de México.

Su lectura invita a diversas reflexiones sobre el momento político que vivimos en el país, y que comparte características con otros países en el mundo. Quiero ponerlas sobre la mesa, para hacer eso que una querida amiga dice: escribir es una manera de construir ciudadanía. Construyamos ciudadanía, pues.

Xingona es más que la biografía de Xóchitl. Es un testimonio de primera mano de cómo el periodismo valiente y comprometido puede contribuir a la construcción de un diálogo democrático en momentos en que la sombra del autoritarismo quiere apoderarse de la narrativa y cerrar las posibilidades a cualquier interlocución entre posiciones divergentes. Es en momentos como éste cuando recurrir a la historia se vuelve necesario y no puedo evitar pensar en La Ley sobre la Libertad de Imprenta, decretada en 1861 por Benito Juárez. El objetivo de esta era garantizar la libertad para escribir y publicar escritos sobre cualquier tema.

Esta libertad debiese ser la normalidad en un contexto de convivencia republicana y democrática y por ello es importante resaltar el ejercicio periodístico como elemento central del mismo. La realidad tiene muchas caras y la prensa independiente tiene un rol que jugar para que las distintas voces y perspectivas sean expresadas, tomadas en cuenta y visibilizadas.

Por supuesto, el libro también ha levantado críticas de los opositores a esta candidatura. Está bien. Eso es normal en una democracia. El punto que quiero destacar aquí es que en México los últimos años han sido testigo de dos cosas: el creciente asesinato de periodistas y el acoso desde la cúpula del poder político a quienes expresan posiciones distintas y ejercen su derecho a criticar al gobierno.

México lleva un récord lamentable: 164 periodistas asesinados por su labor desde el 2000, de los cuales 44 se han registrado en el gobierno actual. En los últimos siete años han sido asesinados ocho periodistas que estaban inscritos en el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas mexicanos, es decir, estaban bajo protección del Estado. Ejercer el periodismo en este país se ha convertido en una labor de alto riesgo. En este sentido, destaco el valor de Ivonne para publicar un libro así porque en el contexto actual, apoyar a la candidata de oposición conlleva riesgos.

Por otro lado, no puedo dejar de reconocer la sororidad detrás de las palabras, ese pacto político entre mujeres mediante el cual se reconocen como iguales, reconocen su subjetividad e historia mutua y los desafíos, exclusiones y retos compartidos. Hablamos aquí de dos mexicanas contra el autoritarismo: una por la vía político-electoral, la otra por la vía periodística.

Este libro va más allá de contar la historia de una mujer que habiendo nacido en condiciones de pobreza y marginación se convirtió en ingeniera -cuando la máxima aspiración en su comunidad hubiera sido acabar la secundaria en el mejor de los escenarios-, empresaria en el mundo de la tecnología, joven líder reconocida en Davos, funcionaria pública, senadora y ahora candidata por la presidencia en México. Su camino ha sido todo menos lineal y de miel sobre hojuelas.

Este texto no es una herramienta publicitaria y tampoco es propaganda. No busca dibujar a una heroína al punto de caricaturizar la historia de Xóchitl, no busca denigrar a los contendientes ni busca “vender” a la candidata. Busca, simplemente, dar a conocer a la persona, a la mujer, a la líder, a la cruzazulista, a la madre, a la empresaria, a la política, a la indígena, a la migrante en sus muchas intersecciones y sin los estereotipos que rodean la narrativa dominante sobre las mujeres en posiciones de poder y liderazgo. El lente violeta de Ivonne permea las páginas y acerca a las y los lectores a la mujer de carne y hueso, con sus matices, claroscuros y palabras directas que le caracterizan.

Difícil no referirse a la subjetividad del ejercicio periodístico y a Kapuscinski -como lo mencionó Federico Reyes Heroles en una de las presentaciones del libro- para inspirar, provocar cuestionamientos y la reflexión crítica. No deja de ser un acto humano, ejercido por humanos sobre humanos. Este acto periodístico en forma de libro conecta a las dos mujeres a través de la palabra, la investigación y el diálogo. Es un ejercicio al que deberíamos acostumbrarnos en este país: a conocer y reconocer las biografías políticas de las personas -y de más mujeres, sin duda alguna.

Se le puede cuestionar haber sido publicado en una coyuntura electoral. Sí, pero hace un año Xóchitl no era candidata a la presidencia, era la legisladora tocando la puerta de Palacio Nacional buscando ejercer su derecho de réplica. Así son las coyunturas políticas y este libro surge en una, de manera no prevista y cuando es necesario conocer de cerca a quien puede ocupar la Presidencia de México. El que fuera de manera no prevista no significa al vapor, al contrario, la escritora llevaba muchos años de trabajo, investigación y entrevistas y logró darle sentido a ese trabajo periodístico en cada una de sus páginas.

El libro deja muchas lecciones, más allá de las filias o fobias que las personas le puedan tener a Xóchitl. Las mujeres en la política mexicana siguen enfrentando desafíos que los hombres jamás conocerán ni vivirán, empezando por la discriminación sistémica y los prejuicios que buscan socavar su credibilidad, liderazgo y presencia. También las periodistas enfrentan retos que sus colegas hombres no conocerán nunca, empezando por la minimización de su voz. Aquí se juntan dos voces, dos mujeres, dos experiencias para hacer visibles su existencia, su voz y sus compromisos, tanto con la democracia como con la libertad de expresión en un contexto poco favorable para estos últimos.

Concluyo diciendo que la Xingona de Ivonne es un libro que se encuentra en una intersección importante: la del periodismo libre, la sororidad y la del necesario fortalecimiento de la democracia.

• Con la autorización de la autora y por difusión

Deja un comentario

Ver también

Mujeres y Política| El beso del patriarca

Por: SemMéxico Soledad Jarquín Edgar SemMéxico, Oaxaca, 13 de junio, 2024.- Hay de besos a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *