miércoles , 17 abril 2024
Ultimas Noticias

En el zócalo una escena de la inquisición, un acto de fanatismo que puede producir desgracias: Gabriela Delgado Ballesteros

  • Advierten tuiteros, personas expertas y la ciencia: se incita a la gente y se da permiso para agredir
  • La Confrontación y el maniqueísmo es apología de la violencia política de género y está terminando con nuestra humanidad
  • Un delito sobre el que guarda silencio la Fiscalía de la Ciudad de México

Sara Lovera

SemMéxico, Ciudad de México, 19 de marzo, 2023.- La confrontación y el maniqueísmo son una apología a la violencia que termina en fanatismos y desgracias, responde la psicóloga social Gabriela Delgado Ballesteros, a la acción de un grupo de personas que quemaron la imagen de la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Norma Lucía  Piña Hernández y que durante más de 24 horas  se reprodujo por miles  en redes sociales.

La especialista en educación y feminista  afirmó que esa narrativa de confrontación –cotidiana desde el Palacio Nacional-  está terminando con lo poco que queda de humanidad en nuestro país.

Y es que se escenificó, por personas cubiertas por la masa una nueva demostración en contra de la Ministra Presidenta, Norma Lucía Piña Hernández, sucedido en la plancha de la plaza de la Constitución, acción que ya generó reacciones de reprobación, y consternación.

Tras el mitin que el presidente Andrés Manuel López Obrador AMLO encabezó el pasado 18 de marzo: al grito de “¡Vendida!” y “¡Fuera Piña!”, presuntos simpatizantes del tabasqueño quemaron una figura con el rostro de quien preside uno de los tres poderes de la nación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

 Se trató de una escena simbólica  propia de la época de la inquisición, cuando se quemaron a 15 mil mujeres y que fue condenada por numerosos personajes, mujeres feministas, asociadiones de magistradas y juezas y una condena en cadena, con hilos infinitos en twitter y otras redes sociales.

En la noche del 18 de marzo, usurarios y usuarias de redes sociales comenzaron a viralizar un video en donde se pueden ver a asistentes a la congregación en el Zócalo, por el 85 Aniversario de la Expropiación Petrolera, quemando una figura gigante con la imagen de la presidenta de la SCJN.

Delgado Ballesteros, agregó, que hay  dolor ante la pérdida de valores como el amor, lo común y compartido con solidaridad y sonoridad que tenemos como seres de la humanidad, situaciones que  dejan heridas difíciles de cicatrizar por la profundidad  del daño, acciones  ocasionadas por un sentimiento de inferioridad que se traduce en una megalomania narcista.

Para la politóloga Denise Dresser “La violencia verbal del presidente salta de la mañanera a las redes sociales, a las calles. Construye enemigos existenciales e incita/da permiso para agredirlos”, por lo que exigió una condena enérgica a López Obrador por el “inadmisible hecho” que derivaría de la hostil retórica con la que el tabasqueño se ha dirigido a la primera mujer al frente de la Corte.

A este acto de violencia simbólica, muy agresiva, la Fiscalía de la Ciudad de México, guardó silencio, a pesar de una reiterada consulta de SemMéxico, puesto que la fotografía puede claramente identificar a quienes hicieron esa quema, antes de que este 18 de marzo se ocultara el sol y hay fotografías y videos.

Para la experta María de Lourdes Tamez Pérez, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la violencia simbólica los pensamientos, mensajes, imágenes y conductas son algunos de los mecanismos que utiliza la violencia simbólica para excluir, mediante la humillación y discriminación, a quienes no se ajustan a los estereotipos que reproduce. Por lo que se trata de un suceso de violencia política contra las mujeres.

Las Mujeres del Frente Cívico Nacional  FCN expresaron su  apoyo a la Presidenta de la @SCJN  y exigieron  el cese a los actos de violencia en su contra. Hacemos patente el acto pacífico de nuestra concentración, frente a este intolerable acto de barbarie en la conmemoración del oficialismo #NiUnaMás

Rene Brechu escribió que esta barbarie no es iniciativa de chairos, esto lo mando hacer el mexicano más inmoral corrupto vengativo, etc. @lopezobrador_

Carmen Barrera @macomb_michigan escribió, -también con violencia- sobre #ApoyoALaPresidentaSCJN #AMLOTraidorAlaPatria.

Otras voces se unieron al  apoyo, señalando que se escenificó el odio de Amlo  contra la ministra presidenta. Reprobable remató.

Pero la reacción llegó a el tweet que publicó Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Amlo, quien escribió: “No convertir la libertad en libertinaje es clave para vivir y convivir en un país plural y democrático como el nuestro. Mi apoyo a todas las mujeres de la política (o circunstancialmente cerca de esta) ante la vejación a sus personas o imagen, o la de sus hijos. Lo he padecido tanto, ¿cómo no solidarizarme? Subamos el nivel. No violencia. Más amor urgentemente, que tuvo de inmediato 39 mil reacciones.

Camino del odio peligroso para la sociedad mexicana

 María de Lourdes Tamez Pérez, coordinadora de colegios académicos de criminología en la Universidad de Nuevo León sugirió generar estudios y alianzas para erradicar la violencia simbólica, que en el caso de la ministra es claramente violencia política de género.

La investigadora y su colega Rocío del C. Serrano-Emilio Barquín Ruiz-Serrano sostienen que, la violencia simbólica – donde puede incluirse el acto en el zócalo-  es el ejercicio abusivo de la autoridad a través de instituciones legitimadas, con cuyo discurso dirigen el pensamiento de los individuos y comunidades. Entre esas instituciones están la iglesia, la escuela, la familia y partidos políticos y los individuos con poder.

Violencia Simbólica

La violencia simbólica, como forma de agresión, implica de forma subyacente la presencia de un conflicto, que no necesariamente conduce a la violencia física, sino a la exclusión “del otro” debido a sus características sociales, individuales o mentales.

Por ejemplo, el grafiti callejero es una forma de demarcación territorial simbólica entre pandillas o grupos opuestos, que también tiene una intención utilitaria explicita: como puede ser lo político electoral, la lucha por el poder.

La especialista señala que, sin embargo, la función que implícita es más poderosa. Según Pierre Bourdieu (1999),  “ esa violencia que arranca sumisiones que ni siquiera se perciben como tales apoyándose en unas «expectativas colectivas», en unas creencias socialmente inculcadas»” y colectivamente, por la dominación  que deriva en fanatismo “ permite al uso de la fuerza o relaciones de poder, el intercambio de recompensas y costos, o el patriarcado; así como los factores del contexto social, cultural, histórico y económico en los que se ejerce la violencia física o real y la simbólica. A partir de esta noción de violencia simbólica, Bourdieu explica distintos fenómenos centrados en el análisis de la dominación, que van desde el ámbito individual hasta el colectivo, pasando por la dominación entre clases y la dominación masculina, tanto de las sociedades primitivas como de las modernas (Fernández, 2005).

Bourdieu argumenta que los sistemas simbólicos, fundamentados todos ellos en un arbitrario cultural, -Amlo-  realizan simultáneamente tres funciones interrelacionadas pero diferentes: conocimiento, comunicación y diferenciación social. Los sistemas simbólicos son instrumentos de comunicación y de dominación, que hacen posible el consenso lógico y moral, al mismo tiempo que contribuyen a la reproducción del orden social (Bourdieu, 1971a, 1977b; Swartz, 1997: 82-83), en Fernández, 2005, p. 11).

“Bourdieu concibe los sistemas simbólicos como sistemas de clasificación bipolar enraizados en la oposición fundamental dominante/dominado (Citado por Fernández, 2005, p. 11).

La capacidad de imponer la «visión legítima del mundo social y de sus divisiones» (Bourdieu, 1987b: 13) y la capacidad de imponer los medios para comprender y adaptarse al mundo social mediante un sentido común que representa de modo disfrazado el poder económico y político, contribuyendo así a la reproducción intergeneracional de acuerdos sociales desigualitarios (Fernández, 2005, p. 12).

Reaccionan mujeres en chats:

Olimpia Flores, qué barbaridad!; Yolanda Montes de Oca; los que ignoran la historia hasta de su familia…Eso es lo que produce el Peje…deterioro social…Marina Ortega: ¡Tienen responsabilidad penal por estar incitando a la violencia! Los Tienen que llamar a declarar; Evelyn Josafat: Vándalos.

@josep27_ escribió en su twitter: La violencia empieza desde las palabras y las palabras que se dicen desde el poder tienen un efecto multiplicador. Pero no parece que haya voluntad de cambiar el mensaje. Los feminicidios y lo que sucedió a la niña de la secundaria de Teotihuacán es preocupante, y la quema en pleno zócalo terrible. Y @ManriquezAngi escribió: La retórica que estigmatiza es políticamente rentable en un escenario de polarización y de ineficacia gubernamental.

Senadoras acusaron a AMLO de ejercer violencia política en razón de género contra la presidenta de la SCJN). Y varios personajes de la oposición reaccionaron ante las acciones que se evidenciaron, entre ellos la ex primera dama, Margarita Zavala y el senador, Emilio Álvarez Icaza. “Son las consecuencias del discurso de odio expresado desde Palacio Nacional”, agregó la esposa del ex presidente Felipe Calderón, quien retuiteó uno de los videos que ha sido compartido.

Contra Periodistas

Pero ayer en el mitin del zócalo, organizado por el gobierno, hubo más. Con un lenguaje religioso, rayando en el fanatismo, adultos mayores repartieron en el Zócalo un panfleto donde comparan al presidente López Obrador con Jesucristo y amenazan con desaparecer a los periodistas que hablan mal de él. Sobre Pino Suárez y en la calle a espaldas del edificio de la SCJN se instalaron al menos dos puestos similares a los predicadores de algunas religiones para repartir el panfleto de una cuartilla y orar por el presidente. Reproducido por medios de comunicación, como News Euro.

Doña Mary, de unos 80 años, con una gorra de Morena entregó a diestra y siniestra cientos de panfletos dónde indica: «Todo aquel que tenga malos pensamientos sobre (sic) mi presidente Andrés Manuel López Obrador».

Redes sociales

Los hechos

Un grupo de personas golpearon y quemaron una piñata con el rostro de la ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández, mientras se encontraban en un mitin convocado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo de la Ciudad de México.

Las personas destrozaron la piñata mientras gritaban “Fuego, fuego”, “¡Fuera Piña, fuera Piña!” y “Es un honor estar con Obrador”, de acuerdo con videos compartidos por usuarios de redes sociales y medios de comunicación.

Era una figura de cartón, vestida con la clásica ropa de los y las ministras de la Suprema Corte, y con una fotografía del rostro de Piña Hernández, la cual fue exhibida durante la manifestación en el Zócalo y luego quemada.

Activistas y diversas personas en redes sociales han comentado que este incidente representa violencia feminicida simbólica contra la ministra, en un país donde se estima que son asesinadas al menos 21 mujeres al día. En tanto, constituye violencia política de género.

Una figura de cartón y tela con la imagen de la ministra presidenta de la SCJN, Norma Lucía Piña Hernández, fue quemada tras el discurso de AMLO.

Explica la nota de Animal Político que en las imágenes se observa a personas pateando la figura hecha de cartón y tela y después le prenden fuego en medio del Zócalo, posterior al discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Antes de ser quemada, la figura fue exhibida durante el evento de AMLO.

En otros videos difundidos por El Universal y la reportera Sara Pablo se ve a decenas de personas alrededor de la figura, mientras gritan “¡Fuera Piña, fuera Piña!» y “¡Es un honor estar con Obrador!».

Al mismo tiempo, decenas de personas llaman a golpear la figura y prenderle fuego; mientras que otros ríen y toman fotos y videos.

En las imágenes que circulan en internet, se puede ver como las personas que asistieron al mitin organizado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en la plaza de la constitución, tenían una figura gigante de la presidenta de la SCJN, Piña Hernández, la cual hacía a una burla a la supuesta corrupción señalada portando una bolsa con dinero.

Una vez terminado el evento, la tiraron al piso para golpearla, prendiendo fuego luego de algunos instantes en una expresión clara de odio, para terminar, bailando alrededor de la figura mientras era consumida por las llamas. Todo lo realizaron al grito de “Es un honor estar con Obrador” y “Fuera Piña, Piña”, mostrando su apoyo al titular del Gobierno de la Republica quien ha mostrado su descontento con el hecho de que ella haya sido elegida en el máximo tribunal.

Incluso varios de los simpatizantes que acudieron a la plancha del Zócalo exigieron la renuncia de la ministra en su cargo como titular del máximo tribunal, asegurando que es una persona corrupta. Esto se da luego de las declaraciones que ha hecho el titular del Gobierno Mexicano, quien aseguró que en la SCJN se dio un retroceso con la elección de Piña Hernández, comentando incluso que desde su ascenso a presidenta se han tomado determinaciones en favor de presuntos criminales.

Tras el video, los comentarios de reprobación se hicieron presentes, acusando que se debe responsabilizar al titular del Gobierno ante cualquier situación que pudiera ocurrirle a la Ministra. “Esperemos qué dice el poder legislativo, sobre todo diputadas y diputados de la 4T”, “¿Legalmente, la ministra puede actuar?, “Qué tiene que ver eso con la ‘fiesta’ que están conmemorando” y Desatan más rabia”, fueron algunos de los comentarios que hicieron los usuarios respecto a la situación.

Los Antecedentes AMLO y Norma Lucía Piña Hernández

La victoria de Piña Hernández en la Suprema Corte fue catalogada como una supuesta derrota a López Obrador. Opositores al presidente afirmaban que la nueva ministra presidenta no cumplirá “los caprichos” del presidente desde la SCJN.

Sin embargo, AMLO sí reconoció el triunfo y la importancia histórica de que, por primera vez en dos siglos, una mujer estuviera al frente de la Suprema Corte.

En tanto, a finales de enero y en las primeras semanas de la nueva presidenta, López Obrador le envió un mensaje sobre la corrupción en esa autoridad desde su conferencia matutina.

“Recuerdo que ayer me hablaban de que la presidenta de la Corte dijo que había que reactivar todo el sistema anticorrupción… pues que empiece por el Poder Judicial, tiene bastante trabajo, con todo respeto”, declaró en su conferencia del 26 de enero.

López Obrador reanudó sus ataques contra la Corte en ese momento, esto por la liberación de presuntos líderes del crimen organizado, al decir que “solo se castiga a quien no tiene con qué comprar la inocencia”.

Después, el 8 de febrero, López Obrador afirmó que la ministra Piña Hernández llegó al cargo gracias a él. Explicó que ahora, con su gobierno, el Poder Judicial tiene completa independencia del Ejecutivo y por eso se logró que ella sea ministra presidenta.

“La señora presidenta de la Corte para hablar en plata, está por mí, de presidenta, porque antes el presidente ponía y quitaba a su antojo al presidente de la Corte”, dijo. “Ahora hay autonomía”, remarcó.

En medio de dichos ataques y comentarios negativos de AMLO desde el Palacio Nacional, surgió recientemente una publicación en redes sociales donde se incitaba a la violencia homicida contra la ministra presidenta.

La publicación tenía una foto de Piña, asociada a las palabras “el problema”, junto a la imagen de una bala y el texto “la solución”.

Ante ello, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito condenó la publicación y afirmaron que este hecho derivó del discurso de odio

Durante los primeros días de marzo, se hizo viral una amenaza de muerte en contra de la presidenta del máximo tribunal, algo que los internautas señalaron como una consecuencia del discurso de odio que había estado emitiendo el presidente AMLO durante las últimas semanas. Se creía que la favorita en Palacio Nacional, era Yasmín Esquivel, quien al final quedo fuera de la etapa final durante la votación de los Magistrados.

Experto de España

Jesús Pichel en Madrid escribió en 2018 sobre este tipo de actos. Es, dijo, un acto simbólico, en la quema de una fotografía del Rey expresa rechazo-odio, desprecio, indignación, inquina o lo que sea- pero sobre todo expresa la impotencia de quien la quema y la ingenuidad del acto mismo: solo está quemando una foto, nada más, por mucho que lo celebre el pirómano.

Es violencia simbólica, por supuesto, que quizá sirva para desahogar la frustración y el resentimiento de quien la quema, pero dudo que ese fogoso gesto dañe la dignidad de quien figura en la imagen o de la institución que representa. Y mal andaríamos si su dignidad dependiera de una foto.

Sucede con ejemplos: quemar una foto o pisotear una bandera mientras se quema o colgar un muñeco de trapo y hacerle arder no son gestos.

Deja un comentario

Ver también

Xóchitl Gálvez sueña con un México próspero y con mujeres empoderadas

Por:SemMéxico Hizo un llamado a votar sin miedo y masivamente Elda Montiel SemMéxico, Ciudad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *