domingo , 23 junio 2024
Ultimas Noticias

Asesinan a Líder Social que protesta contra la Policía de Duarte en Veracruz

(SinEmbargo).- El activista Jairo Guarneros Sosa fue fue agredido a balazos cerca de su domicilio en Orizaba, Veracruz. Ayer encabezó una movilización en protesta por la muerte de tres personas luego de que una patrulla envistió al taxi en el que viajaban.

De acuerdo con los primeros reportes, los hechos ocurrieron la noche de este jueves cuando Jairo Guarneros, líder de los taxistas en la región, fue atacado a balazos por al menos un sujeto armado. Los hechos ocurrieron cerca del domicilio del activista ubicado en la calle Norte 2 en la ciudad de Orizaba.

De acuerdo con el diario local Al Calor Político, Guarneros Sosa resultó herido por un impacto de bala en el pecho y fue trasladado a el Hospital Covandonga donde está siendo atendido. Versiones extraoficiales dicen que el activista está delicado de salud, pero se encuentra estable.

En tanto, el nosocomio donde se encuentra internado está siendo custodiado por elementos de seguridad estatales y municipales.

Jairo Guarneros es un activista con fuerte presencia en la zona centro de Veracruz, está adherido a diversos movimientos sociales y es dirigente de un colectivo de taxistas.

Ayer encabezó una marcha en contra de la Secretaría de Seguridad Pública de la Entidad y en apoyo a los taxistas luego de que una patrulla embistiera un taxi donde perdieron la vida al menos tres personas.

Apenas el pasado 22 de junio, José de Jesús Jiménez buscaba a su hija de 23 años que desapareció desde mayo de 2011 en Poza Rica, miembro del colectivo de Búsqueda de Desaparecidos en Veracruz, fue asesinado por un sujeto que disparó en contra del activista y su esposa, quien resultó herida.

El activista fue asesinado en la colonia Flores Magón de Poza Rica cuando se trasladaba con su esposa, Francisca Vásquez Mendoza, en un coche compacto e hicieron una parada para comprar aguas frescas.

En ese momento, de una camioneta color rojo de lujo, bajó un sujeto con un arma AK-47, quien disparó en numerosas ocasiones contra la pareja, dando muerte al activista y su esposa fue trasladada de urgencias a un hospital.

José de Jesús Jiménez buscaba a su hija, Jenny Isabel Jiménez, de 23 años, de quien no se sabía nada desde mayo del 2011, cuando salió junto con otros tres amigos en Poza Rica. Lo último que se supo de la joven y de los tres chicos, es que iban a comer unos tacos cerca de la Canaco en esa ciudad, y desde entonces los cuatro están ausentes.

Jiménez Gaona, en la clandestinidad, había comenzado a madurar el proyecto para conformar un colectivo de madres y padres, como los que ya hay en Xalapa, Veracruz y Córdoba, para enfocar sus esfuerzos en dar con su hija y los otros tres muchachos.

Antes de su asesinato, José Jesús Jiménez Gaona, fue designado com observador de las actuaciones de la Fiscalía de Veracruz, relacionadas con la investigación y búsqueda de personas desaparecidas en la región de Poza Rica, fungiría como una especie de auditor ciudadano para revisar cada uno de los casos de desaparición denunciados en esa zona, y en los cuales lo común es la mala integración de los expedientes, la decidía y la protección por medio de la impunidad de las autoridades ministeriales a los grupos que están administrando la desaparición como herramienta para expandir sus actividades.

LA CRISIS DE VERACRUZ TOCA FONDO

Estos asesinatos acentúan la crisis económica, política, social y de seguridad que toca fondo en Veracruz, a poco menos de cinco meses de que Javier Duarte concluya su gestión. Diversas organizaciones, varias de ellas de la Iniciativa Privada, coinciden en que la administración del priista es “desastrosa” en todos los términos, mientras que los llamados al Presidente Enrique Peña Nieto para que intervenga en la “insostenible” situación del estado se topa con oídos sordos.

Desde que el priista llegó al poder, el 1 de diciembre de 2010, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) calcula daño patrimonial por 35 mil 421 millones de pesos en las finanzas estatales. La deuda pública ha crecido y se debe no sólo a proveedores y jubilados, también a la Universidad Veracruzana y a la Benemérita Escuela Normal Veracruzana.

A estas acusaciones se les suma las del Gobernador electo del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, quien en los últimos días anunció dos nuevas denuncias federales en contra de Javier Duarte y a la que llamó su pandilla de hampones. Los delitos declarados: lavado de dinero y evasión fiscal.

Además, en 2015 y el primer trimestre de 2016 Veracruz se convirtió en la entidad del país con mayor número de agresiones contra la prensa, de acuerdo con Artículo 19, fue Veracruz, gobernado por Javier Duarte de Ochoa, quien en abril de 2013 recibió un reconocimiento de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos por “los esfuerzos que ha hecho Veracruz para garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión”.

En junio del año pasado, en un encuentro con el medio de Comunicación de Poza Rica, el priista soltó la frase “pórtense bien […] Todos sabemos quiénes de alguna u otra manera tienen vinculación con estos grupos [criminales]”.

Moisés Sánchez, de La Unión; Armando Saldaña, de Exa FM; Juan Mendoza, de Escribiendo la Verdad; y Rubén Espinosa, de Cuartoscuro, eran periodistas de Veracruz, pero fueron asesinados. Este año, la vida de Anabel Flores Salazar, de El Sol de Orizaba, y de Manuel Torres González, de Poza Rica, también fueron arrebatadas.

El estado de Duarte de Ochoa es el espacio geográfico del continente y del país más peligroso para ejercer el periodismo, ha dicho Artículo 19. Durante su administración 16 periodistas han sido asesinados y de 2009 a 2015 se tienen registros de 240 tipos de agresiones en Veracruz.

Por Redacción / Sin Embargo

Deja un comentario

Ver también

Seguirá temporal de lluvias intensas en este mes de junio

Ante la caída de la primera secuencia de precipitaciones en el Estado en esta temporada, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *