jueves , 25 julio 2024
Ultimas Noticias

Evitan especialistas del IMSS-BIENESTAR Yucatán amputación y regresan movilidad a dedo de un niño

La macrodactilia es un padecimiento congénito que se caracteriza por un crecimiento excesivo y desproporcionado de los dedos, tejidos blandos y huesos de la mano y pies.

Los especialistas lograron reducir de 8.5 cm de longitud a 5 cm su tamaño, además de que ahora podrá agarrar objetos y tener movimiento en toda su mano.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán informa sobre la exitosa cirugía reconstructiva que, un grupo de médicos especialistas realizaron durante la Jornada Quirúrgica de Cirugía Reconstructiva en Maxcanú del Programa IMSS-Bienestar, para mejorar la vida de Gael, un niño de tan solo 2 años de edad, con diagnóstico de macrodactilia, un padecimiento congénito que se caracteriza por un crecimiento excesivo de los dedos, tejidos blandos y los huesos de la mano, y que en el caso del menor, nació con el tercer dedo de su mano izquierda, con un tamaño de 8.5 cm de largo y 3 cm de grosor, es decir, el doble de un dedo promedio, en un niño de su edad.

El doctor Sergio Raymundo López Pérez, coordinador de las Jornada de IMSS-Bienestar, asegura que la macrodactilia o gigantismo digital es la presencia de un dedo desproporcionadamente grande que se da por un componente genético y de un tejido altamente rico en factores de crecimiento angiogénico, es decir, que forma mucho vasos sanguíneos nuevos, sin ser un tumor, y que producen el crecimiento desmedido del hueso, los tendones, la piel y genera el doble de longitud y grosor del tamaño dactilar. “Esto impide y da incapacidad de agarrar objetos, además de que todo el tiempo los están estigmatizando porque es muy notorio”, agregó el especialista.

A finales de marzo de este año, la madre del pequeño acudió a la Jornada Quirúrgica de Cirugía Plástica y Reconstructiva en Maxcanú, jornada coordinada por IMSS-Bienestar la cual acerca los servicios de salud de Alta Especialidad a la población que no cuenta con Seguridad Social, para atender de forma integral a la población más vulnerable. Así el equipo de médicos, proveniente de diferentes partes del país y liderados por el doctor López Pérez, conocieron el caso de Gael y lo atendieron inmediatamente, para intervenirlo quirúrgicamente y, de esta manera brindarle atención oportuna para mejorar su calidad de vida.

La cirugía tuvo una duración de tres horas, aproximadamente, donde participaron médicos pediatras, cirujanos plásticos y anestesiólogos, que poco a poco fueron retirando las capas de piel, cuidando los nervios, vasos sanguíneos y, sobre todo, los tendones, con el objetivo de reducir los 8.5 cm de largo y 3 cm de ancho de su dedo, respetando y cuidando la irrigación de la sangre y las estructuras que permiten la movilidad del hueso.

Al final, los especialistas lograron reducir en casi 50% de su tamaño y hoy el dedo medio de Gael mide 5 cm de largo y 1.5 cm de ancho, y lo más importante, es que le regresaron la movilidad, sin necesidad de una amputación. El doctor López Pérez narra que previo al procedimiento quirúrgico, el menor no tenía movilidad en su dedo derivado de que sus articulaciones estaban adheridas, y le provocaban una deformidad en su mano, limitando su funcionalidad.

Tras dos meses de la cirugía y con el seguimiento médico oportuno y los cuidados necesarios, Gael ya tiene movimiento en su dedo, puede agarrar por si solo sus juguetes, saludar, abrir y cerrar con más facilidad su mano y, sobre todo, ahora puede tener el efecto de pinza, fundamental en el desarrollo de cualquier niño.

El especialista asegura que de no realizar este procedimiento en edad temprana, se corría el riesgo de que en un futuro se anquilosaran las articulaciones y difícilmente lograr la funcionalidad y movilidad.

Por su parte, el titular del IMSS Yucatán, doctor Alonso Juan Sansores Río, aseguró que esta Jornada Quirúrgica del Programa de IMSS-Bienestar cambia la vida de cada uno de los beneficiados, y en el caso de Gael no sólo se evitó la amputación de su dedo, sino también se logró la movilidad, así como una reducción importante que favorecerá su desarrollo y su autoestima, de manera que en el futuro, tendrá mejor calidad de vida.

El pequeño deberá continuar con terapia funcional y será monitoreado por expertos para supervisar que, con el paso del tiempo, el dedo no crezca y posteriormente, realizarle una segunda cirugía, como parte del tratamiento reconstructivo para atender la macrodactilia.

Frente a esta situación, los padres del pequeño buscaron diversas alternativas para que él pudiera tener movilidad en su dedo y, así brindarle una mejor calidad de vida, no obstante, la única respuesta que en ese entonces les dieron, fue que debían amputarle el dedo, según relata doña María, madre del paciente.

“Entre mi esposo y yo decidimos traerlo, porque lo consultamos desde hace un año y nos dijeron que no se podía, ya que estaba muy chiquito y debían amputarle su dedo completo”, agregó María.

“Los doctores nos dieron una esperanza, nos dijeron que sí se podía operar el dedo de mi hijo sin quitárselo. Después de la cirugía el dedo de mi hijo ha mejorado mucho y ha disminuido pero, sobre todo, ya lo puede mover”, aseguró doña María.

La madre de Gael agradeció a todos los médicos y enfermeras por los cuidados y la atención médica que recibió su hijo: “Les agradezco todo lo que hicieron por él, ya es un niño contento. Me siento muy orgullosa de él, cuando le hicieron la cirugía lo cuidé mucho. Ahora debe tener mucha estimulación, hay que darle terapia y masajes para que esté mejor”.

Deja un comentario

Ver también

Conmemoran Décimo Aniversario del Instituto Municipal de la Mujer “Felipa Poot Tzuc”, sede poniente

Nuestra ciudad se distingue por ser pionera en la lucha por los derechos de las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *