jueves , 25 julio 2024
Ultimas Noticias

El qipao, la moda en China

Franck Fernández Estrada *

Fuente: Diario de Yucatán

La moda es tirana. Lo mismo es de vanguardia como, paradójicamente, tradicionalista y conservadora. Se sabe adaptar a los vientos de la política, de los cambios económicos, de las revoluciones. Y esto es válido para la Moda, con mayúsculas, y en el más amplio sentido de la palabra.

Ayer, hoy y siempre. No pensemos que las modas son solo la que nos llega de París, Milán o Londres. Sabido es las modas de las antiguas civilizaciones también tienen su parte dictatorial. Se sabe que el peinado de las antiguas patricias de Roma cambiaba constantemente y a ellas la tirana moda las obligaba a cambiar la forma de acomodar sus cabellos con mucha frecuencia.

Mucho he hablado de China como nación, con altibajos en la Historia, la China sofisticada, exquisita y encerrada en sí misma. La China elegante, refinada y cruel. En su antiquísima historia, China fue dominada por diferentes dinastías. Entiéndase por dinastía una familia que llega al poder de un reino y mantiene en el mismo a sus descendientes, incluso por períodos que pueden durar décadas y siglos. Una de las más notorias dinastías que gobernó China fue la Qing, procedente de Manchuria. Al establecerse en el trono imperial, los Qing impusieron la moda a la que estaban habituados, amplios trajes que lo mismo usaban hombres que mujeres.

Estos trajes anchos facilitaban la usanza de montar a caballo, tradición heredada de sus primos los mongoles. Al establecerse los Qing en el trono imperial, impusieron al resto de las etnias del imperio su traje al que le llamaban “qipao”.

En 1911 se declara una revolución. Esta revolución logra derrocar al imperio, creándose de esta forma la República de China. Vientos de modernidad soplaban en China.

Varios territorios de China fueron ocupados como “concesiones” por las potencias occidentales, cuya misión era mantener un rico comercio con China. Tanto occidental establecido en China hizo que este milenario país se viera influenciado por las nuevas ideas procedentes del extranjero.

Entre las nuevas ideas llegaron también las de la emancipación femenina. Ahora las mujeres querían demostrar su emancipación como género de diversas formas, adoptando el viejo traje “qipao” manchú como prenda de vestir, signo exterior de su nueva posición y recién adquirida libertad e igualdad de género. Para comenzar, se recortó el largo del “qipao” femenino original, que durante siglos llegaba hasta los tobillos. El lago del “qipao” subía o bajaba según los vientos que de Occidente llegaban… hasta la mitad de la rodilla, por encima de la rodilla o incluso a media pierna. También se ajustó el “qipao” tradicional a nivel de los pechos y de las caderas y ello con la idea de mostrar los hermosos contornos de la mujer.

Las ciudades en China más occidentalizadas eran Shangai y Hong Kong, y fue en ellas donde más floreció el uso del “qipao” moderno. Una vez que terminó la revolución de Mao y él fue sacado de su silla, volvió a resurgir el “qipao” que ya hoy en día lo podemos ver no solo con las hermosas y coloridas telas tradicionales de seda, sino también confeccionado con telas de cáñamo, de lino o poliéster.

Los signos característicos del “qipao” no han cambiado con el paso del tiempo. Es el típico cuello Mao, profusión de cordones y bordados, de colores llamativos, siendo más lujosos los trajes de gala.

Muchas funcionarias chinas, en sus viajes por el extranjero, o esposas de mandatarios llevan orgullosas el elegante “qipao” como traje típico de esa nación y también se utiliza durante las fiestas tradicionales.

El “qipao” ha entrado con letras de nobleza en la moda occidental, llevándose corto en Occidente hacia 1960. Ha sido adoptado por mujeres icónicas del cine, la moda y la música.

*Traductor, intérprete, filólogo.

Deja un comentario

Ver también

Palabra de Antígona| Legitimidad femenina

Por:SemMéxico Sara Lovera* SemMéxico, Cd. de México,22 de julio, 2024.- La llegada de las mujeres …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *