Miércoles , octubre 17 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / “Tapadera” en lío de Ucú

“Tapadera” en lío de Ucú

Publicado en Diario de Yucatán

Más revelaciones de polémicas ventas de tierras

El comisario ejidal de Ucú, Erick Martín Dzul Matú, es un “títere” de su antecesor, Géner Pech León, y también su “tapadera” para esconder los malos manejos del ejido y las ventas de terrenos que éste hizo mediante la simulación de asambleas y la inscripción de actas apócrifas, entre marzo de 2015 y marzo de 2018, denuncia Felipe Quintal Dzul, dirigente de un numeroso grupo de ejidatarios inconformes.

“Erick es un títere de Géner, pues quien sigue manejando el ejido es éste”, dice. Debido a esto, la mayoría de los ejidatarios demanda su remoción y el esclarecimiento de esas ventas dudosas.

Quintal Dzul atribuye a Pech León la venta de cientos de hectáreas en sus tres años de gestión, al grado de que cada ejidatario recibió $500,000, aproximadamente, en ese lapso. Sin embargo, añade, no sabemos qué otras ventas hizo, a quién y a qué precios. “Las actas de las asambleas que aprobaron esas transferencias de tierra no las tenemos por la protección que el delegado del Registro Agrario Nacional (RAN), Cástulo Ramírez García, brinda a Pech León y a su grupo.

“Desde marzo de 2015, cuando se inicia el periodo de Pech León, a marzo de 2018, éste realizó diez ventas, aunque solo hay constancia de la aprobación de dos. Faltan ocho, ¿dónde están?”

Suponemos que algunas de ellas se aprobaron en asambleas “fantasmas”, que nunca se llevaron al cabo, añade, porque Pech León muchas veces hacía firmar papeles en blanco a los ejidatarios.

En la asamblea del 8 de febrero de 2017, donde el ejido autorizó la venta de 831 hectáreas a un empresario de Mérida, a razón de $13 el metro cuadrado, que fue legal, Pech León, afirma Quintal Dzul, obligó a los asistentes a firmar tres hojas, sin que éstos pudieran leer el encabezado. “Luego supimos que habrían servido para acreditar asambleas fantasmas”.

“No sabían qué firmaban y tampoco el número de hectáreas vendidas, adicionales a las autorizadas por la asamblea del ejido”.

Por ejemplo, agrega, hace pocos meses, antes de las elecciones, el excomisario de Ucú empezó a decir que su antecesor Carlos Luna Osorio había vendido un polígono de 113 hectáreas al norte de Ucú, llamado “Chen Pérez”, por Sierra Papacal, cerca del Parque Científico, al mismo empresario anterior y a espaldas del ejido.

“Acudimos al RAN y comprobamos que ese predio se vendió el 28 de junio de 2015, tres meses después del inicio de la gestión de Pech León, pero nadie lo sabía y por eso él acusaba a Luna Osorio de haberlo vendido, para desprestigiarlo, porque éste se presentó como candidato a comisario, junto con Dzul Matú y conmigo, en los comicios de marzo pasado.

“Solicité en el RAN copia del acta de la asamblea que autorizó esa venta, pero solo me entregaron el plano del predio, no el acta. Una trabajadora de nombre Marisela, encargada de esa área, me dijo que ese documento está bajo resguardo, en las oficinas de Ramírez García. Desde abril hasta la fecha me han negado el acta.

“Después nos enteramos que la venta de “Chen Pérez” incluyó, además de las 113 hectáreas, casi 400 hectáreas más de sus alrededores.

Según Quintal Dzul, el ejido de Ucú tenía una superficie de 8,052 hectáreas, pero ya se vendieron de 6,500 a 7,000. Gracias a las ventas irregulares de tierras ejidales, Pech León vive como millonario, indica el líder de los inconformes. “Aquí tiene una mansión, bardeada con sistema de videovigilancia”.

Por eso y por otros motivos. añade, pedimos la remoción del actual comisario Dzul Matú. “Buscamos la transparencia de las cuentas del ejido y, en caso de comprobarse las irregularidades, dar marcha atrás en esas operaciones. “La ley prevé que si son ilegales, se puden anular”, indica.

De acuerdo con Felipe Quintal Dzul, el actual comisario y su antecesor tienen la protección y el apoyo económico de los empresarios Víctor Abraham Jorge Esquivel y Antonio Canto Molina.

—¿Qué pruebas tiene para decir esto? —pregunta el Diario al entrevistado.

—Una muy sencilla, los abogados de Erick y Géner, Fernando Torres Cab y Gaspar Loría Avilés, son también abogados de esos empresarios —responde.

De acuerdo con los archivos del Diario, Torres Cab fue delegado del RAN en el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco y Loría Avilés, subdelegado jurídico de la Procuraduría Agraria (PA), en el mismo periodo.

(Continuará).— Hernán Casares Cámara

Municipio Tierras

Más de la entrevista sobre las irregularidades que se presentan en el ejido de Ucú.

Ventas

Según Felipe Quintal Dzul, el ejido de Ucú tenía una superficie de 8,052 hectáreas, pero ya se vendieron de 6,500 a 7,000. Gracias a las ventas irregulares de tierras ejidales, el ex comisario Géner Pech vive como millonario, indica el líder de los inconformes. “Aquí tiene una mansión, bardeada con sistema de videovigilancia”.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *