Jueves , agosto 16 2018
Portada / La Opinión / “Shocks” necesarios

“Shocks” necesarios

Punto de partida para evaluar candidatos

Denise Dresser (*)

Y arrancan las campañas, repletas de promesas que solo serán palabras huecas si no producen lo que Guillermo Trejo ha llamado un “accountability shock”: una sacudida institucional para atender la corrupción corrosiva, la criminalidad desbocada y la violencia sin fin. Aquí van algunas ideas para impulsar el sismo que necesitamos:

1) El “shock” de la transparencia. Que digan cómo cerrarán la llave abierta del Ramo 23, desde el cual se desvían fondos opacos a los gobiernos estatales. Que digan si están dispuestos a abrir a escrutinio público los documentos de la administración pública, la información del SAT, la información de los fideicomisos que administra la SHCP, la información de la CNBV, entre otras entidades. Que digan si están dispuestos a reducir en 50 por ciento el presupuesto público a los partidos y vincular el financiamiento al voto efectivo y no al padrón. Que digan si reducirán las asignaciones a grupos parlamentarios, así como normar su uso y destino. Que digan cómo asegurarán que cada miembro de su gobierno y de su partido presente su declaración patrimonial, su declaración de impuestos y su declaración de conflicto de interés para que puedan ser verificadas.

2) El “shock” de la rendición de cuentas. Que digan cómo cumplirán las observaciones de la ASF en materia de fiscalización. Que digan si están dispuestos a remover inmediatamente de sus cargos a miembros de su equipo que incurran en actos de corrupción. Que digan si apoyan al Sistema Nacional Anticorrupción y se ceñirán a sus reglas, lineamientos y nombramientos. Que digan si están dispuestos a transparentar y racionalizar el ejercicio del gasto público.

3) El “shock” de la remodelación institucional. Que digan cómo asegurarán una Fiscalía General independiente, autónoma, ajena a la voluntad del Presidente. Que digan si apoyan la reforma al Artículo 102 Constitucional para lograr una refundación de la Procuraduría General de la República. Que digan cómo impulsarían un nuevo pacto fiscal federal que reemplace la centralización actual y corresposabilice a los tres niveles de gobierno en la aplicación del gasto y el cobro de impuestos. Que digan si se comprometen a nuevos mecanismos de designación de los consejeros del INE, el INAI y otros organismos autónomos para prevenir su partidización. Que digan si están dispuestos a abrir un debate público encaminado a despenalizar las drogas y reorientar la estrategia de seguridad pública.

4) El “shock” de los contrapesos. Que digan cómo evitarían la lógica de cuotas y cuates que ha guiado los nombramientos a la Suprema Corte, a la PGR, y a tantas instituciones que han sido capturadas por el gobierno y los partidos. Que digan si se comprometen a instaurar mecanismos de parlamento abierto en la elaboración de nuevas leyes y en la designación de ministros de la Corte y fiscales autónomos. Que digan cómo fortalecerán la autonomía de órganos reguladores como el Ifetel, la Cofece, la Cofemer, la Comisión Reguladora de Energía. Que digan qué estrategias promoverán para invertir en la creación de cuerpos policiales y procuradores capacitados a lo largo del país.

5) El “shock” de los derechos. Que digan si están dispuestos a apoyar acciones de inconstitucionalidad contra la Ley de Seguridad Interior por la militarización que entraña. Que digan si pugnarán por la protección de derechos constitucionales como el derecho a decidir y el matrimonio igualitario en las entidades donde peligran o no son respetados. Que digan si aceptarán las recomendaciones de organismos internacionales en torno a la tortura, los feminicidios, la violencia contra periodistas y la violación a derechos humanos. Que digan si aceptarán asistencia internacional para crear mecanismos de justicia transicional y combate a la impunidad.

Estas no son propuestas exhaustivas ni cubren la totalidad de los temas que la transición trunca dejó sin atender. Pero constituyen un esbozo de exigencias que cada elector podrá usar como punto de partida para evaluar candidatos, campañas y propuestas de país. Enfrentamos fallas que requieren transformaciones sistémicas y no solo un cambio de presidente o partidos. Habrá que encararlas de manera democrática, pensando más en las instituciones y menos en las personas; enfocándonos más en la impunidad y menos en cómo elegir a alguien que —sin estos “shocks” necesarios— no contará con herramientas suficientes para enfrentarla.— Ciudad de México.

denise.dresser@mexicofirme.com

Periodista

Fuente: Diario de Yucatán

 

Deja un comentario

Ver también

PAN pierde Séptimo Distrito Local por no ir con candidatura común

ShareEl Distrito VII Local con sede en Mérida fue ampliamente peleado en esta contienda Electoral …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *