Lunes , septiembre 24 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Se quedan sin sufragar; rebasadas las casillas especiales

Se quedan sin sufragar; rebasadas las casillas especiales

Ante la gran afluencia de votantes procedentes de otras entidades, las llamadas “casillas especiales” habilitadas ex profeso para las personas que por cualquier motivo se encuentran fuera de su lugar para ejercer el voto, dichas casillas se vieron rebasadas ante el número de personas que acudieron a las mismas y la insuficiente cantidad de boletas destinadas a ese fin.

Tal fue el caso de las casillas instaladas en el Hospital de Alta Especialidad de Altabrisa, Centro de Convenciones Siglo XXI, Colegio Teresiano y la Facultad de Odontología, donde a las seis de la tarde había una fila de casi 300 personas esperando su turno al voto.

Fue en esta última casilla donde se reportaron mayores altercados; las  personas que acudieron a las 11 de la mañana a ejercer el voto, continuaron en la fila hasta las siete de la noche y los funcionarios de casilla ni siquiera se acercaban a la reja por temor a las quejas de los inconformes, quienes eran vigilados por siete patrullas de la Policía Estatal y un grupo de militares.

En el Colegio Teresiano, los ciudadanos exigieron la presencia de la policía estatal porque algunas personas querían “colarse” pero de inmediato los agentes llegaron a imponer el orden; después vinieron las inconformidades de los ciudadanos que no pudieron votar, pues pronto se agotaron las 750 boletas asignadas por ley.

Visitantes  de la  Ciudad de México, Mexicali, Guadalajara, Campeche, Veracruz, Tabasco y Puebla reclamaron esa disposición, manifestando que era un fraude y catalogaron como  una vergüenza que eso pasara en Mérida, pero este problema se presentó en otras ciudades del país.

En el Centro de Convenciones Siglo XXI, se instalaron dos mesas de votación especiales; cercanas las dos de la tarde, personal electoral enumeró a los ciudadanos que faltaban por votar y de  acuerdo  al conteo en las dos casillas, ya había 600 boletas utilizadas, por lo que enumeraron hasta el número 900; sin embargo,  a las 7 de la tarde, el mismo personal anunció que ya las boletas estaban agotadas, quedando sin votar un grupo de personas previamente enumeradas.

Por más de media hora las personas permanecieron en la puerta exigiendo que se les dejara entrar a votar, pero poco a poco se retiraron, no sin antes plantear sus denuncias ante el INE.

 

 

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *