sábado , mayo 30 2020
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Salen a la luz más anomalías en el Isstey: terrenos a cambio de efectivo
El exgobernador Rolando Zapata Bello en 2012 durante un evento con personal del Isstey

Salen a la luz más anomalías en el Isstey: terrenos a cambio de efectivo

Por Hernán Casares Cámara

Fuente: Diario de Yucatán

El exgobernador Rolando Zapata Bello en 2012 durante un evento con personal del Isstey

Fondos del Isstey se destinaron a la compra de casas

Aunque desde diciembre de 2017 se conocían las dificultades financieras del Isstey, su entonces directora Gabriela Cáceres Vergara entregó 290 millones de pesos en efectivo al gobierno de Rolando Zapata Bello por un terreno cuya venta, en el mejor de los casos, llevaría muchos años.

Esta funcionaria llegó a la dirección del Instituto en marzo de 2017, por decisión del Consejo Directivo, presidido por el propio gobernador Zapata Bello.

Antes había sido subsecretaria de Planeación y Concertación Sectorial, en la Sedesol, cuando la dirigía Mauricio Sahuí Rivero, y directora de Regularización del Suelo en el Instituto de Vivienda del Estado.

Como ya informamos, el 25 de septiembre de 2012, cinco días antes de dejar el poder, Ivonne Ortega Pacheco realizó una operación idéntica con el Isstey: le vendió 330 hectáreas de los terrenos de la Plataforma Logística de Yucatán, en el kilómetro 24.5 de la carretera Mérida-Progreso, a cambio de 332 millones de pesos.

Aquí tampoco se supo qué hizo la señora Ortega Pacheco con ese dinero.

Zapata Bello recuperó para el gobierno en 2016 los terrenos de la Plataforma Logística —donde instalaría la Zona Económica Especial, plan federal que no prosperó— por medio de una permuta inmobiliaria.

A cambio de la Plataforma, le dio al Isstey terrenos con un supuesto valor de 412.8 millones, incluido el hotel Costa Club en Yucalpetén.

En la operación de compra de Zapata Bello, el gobierno del Estado le vendió al Isstey el tablaje catastral número 7640, en Hunucmá, a un lado del ejido de Texán, con una superficie de 290 hectáreas y ante la fe del notario Manuel Emilio García Ferrón, según el Registro Público de la Propiedad.

El gobierno se refirió a esta compra escuetamente en la Cuenta Pública de 2017, pero no mencionó ni el número del tablaje catastral.

Por su parte, el Isstey adquirió este terreno pese a que la calificadora de inversiones Fitch, en un reporte de fines de 2016, alertaba que “respecto a eventualidades relacionadas a pasivos pensionales, el Estado de Yucatán presenta una contingencia de mediano plazo (…) y las reservas del instituto cuentan con un período de suficiencia hasta 2025”.

Zapata Bello no solo obtuvo dinero en efectivo del Isstey a cambio de terrenos con un supuesto alto valor comercial, sino que, como también hizo Ivonne Ortega, al finalizar su gobierno dejó al Instituto una deuda de 173 millones de pesos por concepto de cuotas que cobró y no pagó, según la actual directora del Isstey, María Isabel Rodríguez Heredia.

Las entidades públicas en Yucatán descuentan a sus trabajadores cada mes, automáticamente, el 6% de su sueldo básico, como cuota para el Isstey, mientras las mismas entidades entregan como aportación patronal el 13.75% del sueldo de cada empleado. El presupuesto de egresos de cada año prevé estas aportaciones, de modo que no hay justificación para evadir el pago.

(La deuda de Ivonne Ortega por cuotas no entregadas ascendió, como se sabe, a dos mil 82 millones de pesos).— HERNÁN CASARES CÁMARA

Gobierno

El Isstey presenta una elevada deuda por manejos turbios en la compra de varios terrenos.

Deuda estatal

El exgobernador Rolando Zapata Bello no solo dejó cuotas sin pagar, sino que poco antes de abandonar el gobierno liquidó otras deudas por el mismo concepto, con la entrega de más terrenos.

Operación

Acorde con el Registro Público de la Propiedad, el 18 de septiembre de 2018 el mandatario entregó en dación de pago al Isstey el tablaje 18090 de Hunucmá, de 82.7 hectáreas y un valor de 87 millones 820 mil 72 pesos.

Inversión desconocida

También le dio en la misma fecha y mediante idéntico mecanismo el edificio de la calle 69 número 354 del Centro, con valor de $30 millones y el predio en la calle 39 número 441 de la colonia Adolfo López Mateos, con un valor de 24 millones 638 mil 997 pesos. Es decir, Zapata Bello, como Ivonne Ortega, dispuso del efectivo que le correspondía al Isstey, a cambio de casas y terrenos, sin decir qué uso le dio a ese dinero.

Deja un comentario

Ver también

Denuncia investigador graves anomalías en parques eólicos y solares

Los aerogeneradores provocan daños a las personas que están en las comunidades cercanas, debido al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: