martes , julio 14 2020
Portada / Yucatán / Principales Yucatan / Reparaban una fuga de agua y encontraron otra en el centro de Mérida

Reparaban una fuga de agua y encontraron otra en el centro de Mérida

Los trabajos en un tubo de 36 pulgadas en la calle 64 con 59 y 57 del Centro Histórico resultaron en la reparación de dos grandes filtraciones, pues se detectó también otra avería en un conducto de menor diámetro, de cuatro pulgadas, con lo cual la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) reafirma su compromiso con la encomienda del Gobernador Mauricio Vila Dosal, de brindar un servicio oportuno y de calidad.

El titular de la dependencia, Sergio Augusto Chan Lugo, resaltó que, con estas labores, se evitó el desperdicio de casi un millón 500 mil litros del vital líquido al día. A su vez, recordó que, el 14 y 22 de mayo, se intervino sendas fugas en la misma calle 64 con 59 y 61, en la tubería principal de 36 pulgadas que viene desde la planta Mérida I.

Sobre esto, subrayó que, gracias al programa permanente de detección de filtraciones, se ubicó otra arteria afectada unos metros más adelante, en la 64 con 59 y 57, cuya reparación se planeó para este día.

Explicó que, cuando el personal destapó el sitio donde se escuchó el brote de agua mediante el geófono, se encontró que, junto al tubo de 36 pulgadas, columna vertebral del abastecimiento de la Mérida I, había otra fuga en un ducto de cuatro pulgadas, donde se desperdiciaba cerca de 259 mil litros diarios.

Este desperfecto, añadió el funcionario, tenía ya varios años, de acuerdo con una formación aparentemente rocosa que fontaneros de la Junta conocen como “coracal” y que surge alrededor de la tubería debido al paso del agua por tiempo prolongado. En la línea de 36 pulgadas, el derrame era de un millón 209 mil litros al día, la cual también fue reparada.

Chan Lugo dijo que estos trabajos se realizan de forma permanente, a fin de mejorar las condiciones de la red de distribución y evitar el desperdicio, de acuerdo con las instrucciones del mandatario estatal, pues “la actual administración de la Japay estableció, desde el principio, la recuperación de caudales como una de sus estrategias primordiales”.

Indicó que, apenas los pasados jueves 14 y viernes 22 de mayo, se arregló otra fuga a unos metros de las labores de este día, y en diciembre de 2019, hubo un trabajo similar cerca de ahí, en el tramo de los cruzamientos entre 57 y 59.

El funcionario expuso que, debido a la antigüedad de esa línea, de casi 60 años, los sellos de hule de las juntas de los tramos de tubo, de tres metros cada uno, presentaron filtraciones importantes que deben atenderse para cuidar el vital elemento. Esta ocasión, encontraron una situación similar, pero detectaron y repararon otra ruptura menor, en la que se desperdiciaba miles de litros diarios.

Comentó que este tipo de filtración no aflora en la superficie, por lo que se detecta y programa su intervención con la ayuda de un geófono. Todas han sido diferentes de la mega fuga histórica que se reparó en junio de 2019 en esa misma línea, cerca del Monumento al Maestro, pues aquella se originó con la fractura de un tubo durante la perforación de un pozo, detalló.

Los trabajos se realizaron siguiendo los protocolos de seguridad por la contingencia sanitaria, no se suspendió el suministro y se evitó el perjuicio a las viviendas, pues la Planta Mérida I operó con normalidad.

El año pasado, la Japay arregló un total de 28 mil 785 fugas, un promedio de 79 cada día, lo cual constituye un récord en la preservación del líquido y permite mejorar la calidad del servicio. Tan sólo en el primer trimestre de 2020, se ha reparado cuatro mil 884 filtraciones de diferentes tamaños, visibles y no visibles.

En las labores de este día, participaron 20 trabajadores, además de los ingenieros; iniciaron a las 7:00 horas y concluyeron en la tarde, a las 17:00, tiempo en el cual se moderó la circulación vehicular en ese sector de la urbe.

Dichos trabajos fueron hechos con equipo y capital humano propio de la Japay, de manera que no representan un costo adicional para la dependencia; se empleó, además, una retroexcavadora, un volquete de seis metros cúbicos, plantas de energía y dos bombas de desagüe.

El titular de la Junta supervisó todas las maniobras, a fin de evitar daños en la infraestructura urbana, así como en los ductos subterráneos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Teléfonos de México (Telmex).

Deja un comentario

Ver también

JAPAY arregla otra megafuga en Centro Histórico de Mérida

A fin de mejorar las condiciones de la red de distribución y evitar desperdicios, la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: