sábado , agosto 24 2019
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Regresa a Yucatán conjuntivitis hemorrágica

Regresa a Yucatán conjuntivitis hemorrágica

Detectan una paciente en Mérida;  aunque molestosa, la enfermedad desaparece en tres semanas, sin dejar secuelas. Es de origen viral y el calor es factor para su propagación.

En la Península de Yucatán reaparece la conjuntivitis hemorrágica, que ya afectó a una mujer originaria de Mérida, informó la Secretaría de Salud federal.

La patología resurge en Yucatán luego de ocho meses de ausencia, cuyos factores principales son la fuerte temporada de calor así como la falta de higiene personal.

El molestoso mal de origen viral se detectó en la semana epidemiológica número 26, correspondiente del 30 de junio al 6 de julio pasado.

En lo que va del año, en el país ya se registraron 149 casos confirmados acumulados de Conjuntivitis Epidémica Aguda Hemorrágica (CEAH), distribuidos en 17 entidades federativas, con un aumento del cinco por ciento con respecto al mismo período del año anterior, cuando la suma fue de 142.

Los menores de edad así como las personas mayores de 65 años son los más propensos a padecer esta infección, y del total de casos registrados hasta el momento, las mujeres son las más afectadas, con 82 casos, el 55 por ciento, así como 67 hombres, el 45 porcentual.

Por lo pronto, la patología está ausente en 15 entidades federativas, entre ellas está Campeche y Quintana Roo.

La CEAH es un padecimiento agudo, benigno y autolimitado, de inicio súbito, bilateral, caracterizado principalmente por dolor ocular intenso, fotofobia, visión borrosa, lagrimeo continuo (epifora), e hiperemia conjuntival con hemorragias subconjuntivales de tamaño variable (sangrado), principalmente.

A pesar de lo florido del cuadro clínico, la recuperación total se presenta en dos o tres semanas sin presencia de secuelas.

La enfermedad es de tipo viral, cuyo diagnóstico debe ser clínico y basado en un grado de sospecha, particularmente en el curso de una epidemia.

En México la CEAH es un padecimiento sujeto a vigilancia epidemiológica, ya que es una enfermedad altamente contagiosa, potencialmente grave, pero de fácil control y prevención, siempre y cuando sea atendida de manera oportuna y adecuada, implementando correctas y estrictas medidas de control y prevención que permitan interrumpir la cadena de transmisión.

El medio de contagio más común es el de “ojo-mano-objeto-ojo”; sin embargo también se puede contraer la enfermedad por contacto directo con el paciente infectado o por diseminación respiratoria por medio de gotas de secreción, las cuales se dispersan al toser, estornudar o al hablar.

También afecta el compartir toallas, cosméticos, u otros objetos, los cuales fueron contaminados por las manos de la persona enferma.

La SS federal destacó que las técnicas de aislamiento son la clave para la prevención de brotes por CEAH, las cuales se debe procurar que sean seguidas de la manera más estricta posible.

Particularmente cuando se trata de un brote, se debe poner énfasis en prevenir la diseminación de la infección, lo cual se logra mediante un cuidadoso lavado de manos, así como una meticulosa limpieza y manejo de cualquier objeto que pueda entrar en contacto con secreciones oculares o respiratorias.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: