lunes , agosto 3 2020
Portada / La Opinión / Primero los trabajadores, no los pobres

Primero los trabajadores, no los pobres

Es hora de cambiar

Othón Baños Ramírez (*)

Fuente: Diario de Yucatán

Todo parece indicar que la pandemia del coronavirus Covid-19 en México durará varios meses más.

No es nada difícil que el confinamiento, ya sea severo o relajado, se prolongue más allá de un año, lo que trastocará profundamente la estructura económica, la gobernabilidad y al sistema político, las prácticas culturales y en general los hábitos de la sociedad.

Aunque prácticamente es imposible saber con exactitud cuántos empleos se han perdido a la fecha, varios expertos señalan que, con la pandemia, hasta el mes de mayo se habían perdido poco más de un millón de empleos formales, cifra que ha seguido creciendo en la medida que se prolongue la contingencia.

Sin embargo, el grueso de los empleos perdidos son aquellos denominados informales, o sea aquellos que no cuentan con un salario fijo, ni seguro social y son por cuenta propia, cuyo monto se estima en alrededor de 10 millones.

Una vez superado el problema sanitario la recuperación, estiman, comenzará en 2022, siempre y cuando el gobierno ponga en práctica una política económica eficaz, para conservar los empleos y la supervivencia de las pequeñas y medianas empresas.

El gobierno de AMLO ha dicho que no ayudará a las grandes empresas y que su prioridad seguirán siendo los pobres. Dicha estrategia ya ha demostrado sus grandes limitaciones para estimular el crecimiento económico y más todavía para sacar a la gente de la pobreza.

Aquellos pobres que reciben una ayuda, realmente simbólica del gobierno, que no son todos los pobres, ciertamente constituyen un peso en la competencia electoral, más no en el escenario económico.

Creo que, sin abandonar a los pobres, lo más conveniente sería cambiar la política: primero los trabajadores en vez de primero los pobres. Digo primero los trabajadores y no el empleo, porque una política que protege primero al empleo, protege antes que nada a la fuente del empleo.

Hay varias ventajas en focalizar las políticas públicas desde una perspectiva humanista, en los trabajadores en vez de los pobres.

Primero porque es la hora de volver a reconocer la importancia del trabajo como se hizo en el siglo XIX cuando proliferaban las grandes fábricas.

Segundo porque el trabajador es agente típico de la clase media que en nuestro país tiende a desaparecer.

Tercero porque hay muchos trabajadores que viven en condiciones de pobreza.

Cuarto, porque muchos pobres son los que engruesan el sector informal de la economía. De modo que apoyando a los trabajadores se estimularía el crecimiento de la economía y se atajaría la brecha creciente entre ricos y pobres.

¿Cómo sería una política pública enfocada en los trabajadores? Simple, que el trabajo sea revalorado en todas sus dimensiones: económica, social, cultural, política, psicológica incluso filosóficamente. Que el trabajo de calidad y creador sea bien remunerado. Que los trabajadores reciban ayuda del gobierno.

Los trabajadores formales por medio de la reducción del impuesto sobre la renta y los informales por medio de préstamos blandos refaccionarios para que tengan oportunidad de profesionalizarse.

A las empresas les conviene un trabajador eficiente y creativo, con lo cual aumentaría su productividad y sus ganancias. Y los trabajadores, por su parte, tendrían la oportunidad de reorganizarse para constituir un verdadero poder de la clase media que en el país carece de representación política. Estamos hablando de forjar un país clasemediero.

Siendo primero los trabajadores, en el mediano plazo México dejaría de ser un país de pobres como lo es actualmente de acuerdo con los datos del Coneval del año 2018: 34.5% (43.1 millones de personas) viven en situación de pobreza; adicionalmente 7.4% (9.3 millones de personas) viven en la pobreza extrema; mientras que 36.2% (45.3 millones de personas) sufren de algún tipo de carencia; y solamente 21.9% de la población total (27.4 millones de personas) no presenta carencias económicas.— Mérida, Yucatán.

bramirez@correo.uady.mx

Doctor en Sociología, investigador de la Uady

Aquellos pobres que reciben una ayuda… constituyen un peso en la competencia electoral, más no en el escenario económico

Deja un comentario

Ver también

Llama Gobierno del Estado a no relajar las medidas de higiene y prevención

-Enlistan medidas adoptadas por el Gobierno del Estado ante Coronavirus. -Reconocen diputados con aplausos el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: