Domingo , junio 17 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Pánico en el Hospital O’Horán a causa de peligroso reo.

Pánico en el Hospital O’Horán a causa de peligroso reo.

Un reo, quien fue llevado al hospital Agustín O’Horán para una consulta médica y cirugía ambulatoria, se alteró y atacó a su custodio e intentó darse a la fuga, lo que provocó alarma en las instalaciones de dicho nosocomio,  pero fue sometido de inmediato y regresado al CERESO.

Fernando Javier Zi Chin, de 39 años de edad, es el nombre del preso que atacó ayer por la mañana a su custodio, pero las cosas no pasaron a mayores, se indicó; la movilización policíaca generada en torno al hospital por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública hizo correr el rumor de que se había fugado peligroso reo, sin embargo, no fue así, el asesino fue llevado a consulta médica y al alterarse golpeó a su custodio.

Según informes, el reo de ayer permanece por su propia seguridad en un área aislada del Centro de Reclusión, es muy agresivo y en ocasiones anteriores ha alterado el orden e incluso en una ocasión se puso a tirar las cosas de la enfermería de la penitenciaria, hasta donde bajó el Director, Profesor Francisco Javier Brito Herrera, quien luego de un diálogo con el interno logró calmarlo y los celadores trasladarlo a su celda.

De acuerdo con los antecedentes del interno, se señala que el día 12 de marzo del año 2012, cuando el joven Benjamín Jiménez Herrera, quien contaba con la edad de 16 años, se encontraba con su novia de 14 esperando el autobús en la calle 115 entre la 50 y 50-A de la colonia Mercedes Barrera, se les acercaron los borrachos Fernando Javier Zi Chin y Omar Alejandro Balam, quienes le faltaron al respeto a la menor. Al reclamarle el novio, Fernando Javier sacó un cuchillo y se lo clavó a la altura del corazón, cayendo al piso el joven, en tanto el agresor se dio a la fuga a bordo de una bicicleta.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública lo arrestaron a la altura de la calle 54-A entre la 111-A y 113 de la misma colonia, con el arma manchada con sangre, el tipo tenía varios ingresos por robo y alterar la paz pública.

Se le siguió proceso penal y fue sentenciado a 38 años y 7 meses de prisión al ser encontrado penalmente responsable del delito de homicidio calificado.

 

Deja un comentario

Ver también

Instalación de más cámaras y arcos lectores de placas, garantía de la seguridad en Yucatán

SharePara garantizar el ambiente de paz y tranquilidad del que gozan los habitantes de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *