jueves , abril 25 2019
Portada / Quintana Roo / Principales QROO / Ordena Carlos Joaquín indagar negligencia médica en el caso de Fundación Cinépolis
Fundación Cinépolis

Ordena Carlos Joaquín indagar negligencia médica en el caso de Fundación Cinépolis

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, instruyó a la Secretaría de Salud (SESA) investigar lo ocurrido con las personas de la tercera edad que perdieron la vista luego de ser operadas en el Instituto de Salud Visual (Isvi) hace dos años.

El mandatario indicó que revisarán el caso para conocer las necesidades de las personas afectadas y evaluar el tipo de apoyo que requieren.

“Le he pedido a la secretaria de Salud (Alejandra Aguirre) que investigue al respecto. Veamos de qué se trata y con mucho gusto (brindarán apoyo), esa es nuestra labor”, declaró.

El Ejecutivo del estado comentó que la versión de Fundación Cinépolis, que contrató al instituto Isvi para practicar las cirugías de cataratas como parte de su programa Del Amor Nace la Vista, es diferente.

“Me parece que hay datos equivocados, al menos eso es lo que nos ha dicho la gente que hizo este tipo de operaciones, Cinépolis, ellos son los que nos han hecho este tipo de comentarios”, expresó.

La empresa asegura que sólo fueron dos las personas que perdieron la vista tras haber sido operadas de cataratas en el Isvi, institución que –sostiene– acreditó en su momento los permisos y requisitos para realizar las cirugías.

Sin embargo, la información de Cinépolis es inexacta, ya que hay al menos cinco personas afectadas, dos de ellas que efectivamente perdieron uno de sus ojos, y tres que quedaron parcialmente ciegas.

El 9 de diciembre pasado, Hortensia Tepal Pu, José Tomás Daniel Pech, Natividad Méndez Rejón y Alicia Brito, estuvieron en Cancún para exponer públicamente lo que ha sucedido con ellos a dos años de la cirugía y de la infección que contrajeron durante o después de esta.

El grupo de personas de la tercera edad vio disminuir su calidad de vida, pues además de ver parcialmente y sufrir secuelas como mareos, dolores de cabeza y depresión, dejaron de trabajar y perdieron el ingreso económico que les permitía cierta independencia.

Acompañados por la fundación No Más Negligencias Médicas, pidieron justicia, castigo para los responsables y la reparación del daño que les causaron.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: