viernes , noviembre 27 2020
Portada / Quintana Roo / Principales QROO / Mario Villanueva ya está en su casa, donde cumplirá prisión domiciliaria

Mario Villanueva ya está en su casa, donde cumplirá prisión domiciliaria

Cancún, Q. Roo.- Escoltado por elementos de la Guardia Nacional, el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, abandonó esta tarde la
clínica Campestre, como parte del acuerdo que le permitirá permanecer en prisión domiciliaria. Minutos después llegó a su casa.

Hoy se informó que el 3 de junio pasado, la Defensoría Pública interpuso un incidente de modificación de suspensión definitiva en el juicio de aparo 54/ 2019 radicado ante el Quinto Tribunal Unitario del Segundo Circuito advirtiendo que el exmandatario presentaba problemas de salud y riesgo ante el coronavirus Covid-19.

Al siguiente día se admitió a trámite el recurso, con diversos informes médicos. El 9 de junio el Quinto Tribunal resolvió modificar la suspensión definitiva otorgada para el efecto de que sea trasladado temporalmente a su domicilio particular bajo modalidades de aseguramiento, en tanto
prevalezca en riesgo su vida.
Villanueva fue recogido por su familia y además de la custodia de la Guardia Nacional, varias camionetas particulares le acompañaban.

Fue recibido en su casa con porras.

Entrevista de Mario Villanueva

Minutos antes de salr de la clínica Campestre, Mario Villanueva dio una entrevista a medios, donde dijo que “pegarle un besote a la tierra” y levantar la frente para decirle a Dios muchas gracias, al fin se logró”, sería lo primero que haga el exgobernador al llegar a su casa.

Lúcido y fuerte, mentalmente, pero “un poco jodidón”, como se describió, “el Ingeniero” declaró que al llegar a su casa besará y abrazará a su mujer,
con quien cumplió 50 años de matrimonio el 28 de febrero pasado, de los cuales, 21 años estuvo alejado, primero huyendo al serle dictada una orden de aprehensión y luego privado de su libertad, en mayo de 2001, cuando fue detenido en Cancún y luego encarcelado.

“Voy a pegarle un besote a la tierra, levantar la frente y decirle a Dios, ‘muchas gracias, al fin se logró’, y luego reconocer la casa y abrazar mucho, mucho a mi mujer; besarla, abrazarla, porque son muchos años”, dijo.

Con 71 años, Villanueva Madrid presenta debilidad pulmonar, lo que implica menor capacidad de sus pulmones para respirar. Requiere tomar cortisona y otro tipo de medicamentos para que sus bronquios se abran y le permitan respirar adecuadamente.

Está “amolado de la tiroides”, padece hipertensión arterial y artrosis, lo que le produce fuertes dolores en las coyunturas, aseguró.

A horas de salir de la clínica, se dijo agradecido con Chetumal: “Me siento agradecido con mis paisanas, mis paisanos, que me han dado su confianza, su solidaridad; que creen en mí; que me han estado apoyando; eso me ha animado y fortalecido.

“No es lo mismo estar en una situación tan difícil y sientes que afuera puedes ser visto como persona que cometió delitos, que está probado que no es cierto, pero en mi caso sentir solidaridad y apoyo que no se creen que estaba yo en este rollo, haciendo ‘mañosidades’, me ha hecho bien, saber que me quieren bien”, expresó.

Con la voz cansada, debilitada, pausada, pero “más allá del bien y del mal” -dijo- Villanueva Madrid se definió como un hombre de “una sola línea”, un
“hombre vertical”  que, si tuviera interés por regresar a la política, lo diría.

Sin embargo, aclaró que no es el caso, pues aunque participó en política y tiene muchos amigos dentro de ésta -entre los cuales citó al gobernador, Carlos Joaquín González- viene de un proceso judicial y su único interés es ahora disfrutar de su familia

“Yo digo que la política es para los políticos; y a mí lo que me interesa es resolver mi situación jurídica para que me den mi libertad. Si alguien se inquieta porque vaya a mi casa y luego quede libre, no tiene razón de ser.
“Soy hombre de una sola línea, soy un hombre vertical; si en un momento decidiera tomar una línea política, lo diría abiertamente. No tengo interés
en ello. “Yo estoy mas allá del bien y del mal; ya caminé en lo político, mucho camino, me fue muy bien. Logré muchas cosas. Mi tiempo ya pasó.

Lo que queda, los años que me quedan, no creo que sean muchos, son para mí y para mi esposa, para la gente que me quiere”, aseguró.

A punto de cumplir 72 años, el dos de julio, consideró la concesión de volver a su hogar, como un regalo anticipado y agradeció las gestiones hechas por el consejero jurídico de Presidencia, Julio Scherer y de la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, por instrucciones del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para agilizar su vuelta a casa.

Reconoció el trabajo del Tribunal Unitario radicado en Toluca, que dictó el acuerdo para permitirle la prisión domiciliaria temporal, por su estado de
salud y los riesgos ante el coronavirus COVID-19 y resaltó el papel de sus defensores públicos, “Gustavo Cruz y el Dr. Robles, que ‘se fletaron’”.

“A fines de febrero de este año me llamó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para decirme que tenía instrucciones del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para resolver mi caso y atender mi solicitud de que estuviera en casa. El presidente le ordenó hacerlo.

“La semana pasada, el consejero jurídico, Julio Scherer, me llamó, que tenía la orden del presidente de atender mi situación y buscar la forma de estar en casa (…) El presidente ha estado totalmente consciente y ha estado dando instrucciones para resolver mi caso”, sostuvo.

Sobre cómo recibió la noticia anoche, narró que a las 20 horas recibió la llamada telefónica de Scherer, para decirle que la resolución del Tribunal estaba lista. ‘Te vas a tu casa’, le comunicó.

“Sí me sorprendió. Después de 21 años y algunos meses de estar fuera de mi casa, se siente tan extraño; entra una emoción, casi podía decir, indecible.
  
A pregunta expresa,  señaló que aún desconoce los términos del Acuerdo que le permite compurgar lo que resta de su condena bajo prisión domiciliaria temporal.

Comentó que lo que sabe es que se trató de la decisión de un juez de amparo, sobre un incidente de suspensión, que ordena que vaya a casa hasta que pase la pandemia.

“No conozco los términos del acuerdo, bajo qué condiciones. Lo único cierto es que vaya a mi casa de forma temporal, de esta manera por las cuestiones de COVID demás no se pueden hacer trámites más rápidos y, posteriormente, se dará decisión definitiva”, señaló, al reiterar que seguirá buscando su libertad y el indulto ofrecido por el Presidente.

Fuente: El Universal

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: