lunes , septiembre 23 2019
Portada / La Opinión / Las Infidelidades de Borge y Félix

Las Infidelidades de Borge y Félix

En escueto comunicado -como era de esperarse-, el gobernador Roberto Borge puso fin a lo que, hasta antes del miércoles, no era más que un secreto a voces, pero no dejaba de formar parte de una serie de rumores sobre su destruida relación conyugal con Mariana Zorrilla Erales, quien, al menos hasta el momento, sólo parecer ser una víctima más del ahijado -¿o “títere”?- del paisano cozumeleño de aquél, el ex gobernador Félix González.

La misiva oficial señala que “de común acuerdo, han decidido emprender caminos personales separados, puesto que han culminado un proceso de separación que emprendieron desde hace algunos meses atrás”.

Según ellos, “con la fuerza que nos da el respeto y cariño a ambos, el día de hoy lo hacemos del conocimiento público, con la intención de que se enteren por nosotros y evitar cualquier especulación en detrimento de nosotros y de nuestras dos pequeñas hijas. Ha sido una de las decisiones más difíciles de nuestra vida como familia.

“Estamos convencidos de lo que un proceso como éste pudiera implicar, pero como adultos consideramos que es la mejor decisión por el bien de nuestras dos pequeñas hijas, Roberta y Paulina, quienes, por supuesto, tienen y seguirán contando con el respaldo y amor incondicional de sus padres. Les agradecemos a nuestras familias y amigos todo su apoyo y cariño, así como agradecemos su comprensión y el respeto a nuestra vida privada”.

Si bien el saqueo y corrupción generalizada fueron factores comunes en las administraciones de Félix y Borge, no lo fue en el caso de sus respectivas relaciones conyugales, que no sentimentales, ya que en el caso del ahora senador se le sabía de su permanente adoración por la diosa Venus, lo que se hizo público a raíz del jamás aclarado asesinato de la estudiante Mayra Ayuso, su “novia” embarazada.

Sin embargo, a diferencia de Mariana Zorrilla, la media “costilla” de Félix, María Narcedalia “La Polly” Martín Villanueva prefirió soportar y callar las infidelidades de su cónyuge, con una muy meditada y “comprensible” razón, ya que detrás de esa sonrisa pública y buen carácter, que le hicieron hacerse de una larga lista de comadres y admiradoras, sólo había intereses personales y conveniencias.

Según documenta la periodista Roxana Bermúdez Howard, tras el malogrado sexenio -para los quintanarroenses, desde luego- la ex Primera Dama contaba ¡con 11 propiedades!, identificadas con los folios 2199, 8255, 11127, 15356, 15504, 15505, 15707, 16139, 16144 y 16610, además de dos departamentos en el fraccionamiento Lagos del Sol, en Cancún, que le compró al hotelero Everardo Vara por más de 10 millones de pesos.

Fiel a su costumbre de favorecer a su familia y amigos, Félix no sólo buscó congraciarse con Narcedalia, sino también con la hermana de ésta, Sonia Patricia Martín, mejor conocida entonces como “Dama de los Diezmos”, que, además de éstos, existe constancia en el Registro Público de la Propiedad en Cozumel de ocho propiedades a su nombre, registradas con los folios 8253, 8255, 11127, 15504, 15505, 15539, 16139 y 16146.

Los inmuebles están distribuidos en diferentes ubicaciones de la isla, donde destaca el registrado con el folio 11127, que abarca una extensión superior a una hectárea, 10 mil metros cuadrados, propiedad que comparte con sus otros tres hermanos, es decir a 2 mil 500 metros cada uno.

Otra hermana de “La Polly”, que tampoco puede reclamarle infidelidad a Félix González, es Rita Laura Martín, quien cuenta con siete propiedades con los folios 8253, 8255, 11127, 15504, 15505, 16139 y 16145, así como José Alfredo Martín, el menor, quien laboraba -probablemente ya no- con el Notario Público número 13 Rubén Barahona López, y contaba con tres predios filiados con los números 11127, 15504 y 15505.

Con todo, quien realmente se llevó la batuta entre “Los tentáculos de Félix González” fue Sonia Patricia, como encargada de recolectar “comisiones” del 10 al 30%, que pagaban “al Gobierno del Estado” -al menos, en teoría- una vez que “ganaban alguna licitación de obra o de adquisiciones.

Para darle una idea del millonario negocio, tan sólo en 2009, según datos oficiales, Félix González otorgó licitaciones de obra pública por casi 475 millones de pesos, por lo que “su cuñada” obtuvo por comisión 47 millones. Un año ante, en 2008, se ejercieron 570.3 millones, con “comisiones” por 57 millones.

Para “taparle el ojo al macho”, Sonia Patricia contaba con nutrido ejército de colaboradores, entre otros Andrés Canul Novelo, entonces subsecretario Técnico de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), quien se encargaba de proporcionar información sobre las licitaciones en materia de construcción.

El principal colaborador del ex gobernador, un “odontólogo” que se hizo multimillonario en tan sólo un sexenio, pero a quien Roberto Borge mantuvo en su despreciable periodo, fue el también cozumeleño Eliezer Villanueva Lanz, entonces titular de la Dirección General de Administración, a quien correspondía “canalizar” información relacionada con la adquisición de productos.

Actualmente propietario de una serie de negocios en Chetumal, sin embargo, el aún funcionario amerita tema aparte, ya que, aunque también ocupó numerosas páginas en nuestro reciente libro “¡Escándalos y ‘danza’ de millones!”, lo importante del tema de hoy, que requirió desviar un poco la atención sobre el nuevo, virtual gobernador, Carlos Joaquín González, es la ruptura Borge-Zorrilla.

Así las cosas, ¿Usted cree que Narcedalia hubiera solicitado el divorcio a Félix González? ¡Pues claro que no! No así el caso de Mariana Zorrilla, quien se habría dedicado de lleno a su labor como presidenta del DIF-Estatal, donde nunca aspiró a alguna posición política, como la frustrada esposa del alcalde de Cozumel.

Pero vaya, tampoco es el caso hablar sobre este último tema, ya que habría que cambiarle nombre a la columna por “Historia de infidelidades” que, como suponía Usted, también incluiría la vida “sentimental” del hasta hoy alcalde de Cancún, el también divorciado Paul Carrillo de Cáceres.

Lo cierto es que, ante el esperado enjuiciamiento de la administración no priísta de Carlos Joaquín, no pocos le apuestan a un divorcio borgista planeado para enturbiar el litigio en torno a los sospechosos negocios, propiedades y demás que, probablemente a nombre del gobernador y su cónyuge -nunca han hablado de divorcio, sino de “separación”-, se dividirían en caso de haberse casado bajo el régimen de bienes mancomunados.

Para la mayoría, su matrimonio resultó particularmente sospechoso, ante la necesidad de “quedar bien con la sociedad” como futuro gobernador, pero para nadie era un secreto su relación con la ex diputada federal del Verde “Ecologista”, Gabriela Medrano Galindo, a quien, inclusive, intentó convertir en candidata a la presidenta municipal de Benito Juárez. No demorará mucho en que salgamos de dudas.

Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente desde hace 29 años en Chetumal, Quintana Roo, y más de 39 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.

Deja un comentario

Ver también

Roberto Borge Angulo

Fiscalía estatal busca traslado de Roberto Borge a Quintana Roo

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo promoverá una diligencia judicial en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: