domingo , junio 16 2019
Portada / La Opinión / La esencia humana y los cambios

La esencia humana y los cambios

Tecnología y sociedad

Jorge Antonio Lechuga Andrade (*)

Publicado en Diario de Yucatán

Actualmente estamos viviendo una gran revolución de la información sin darnos cuenta y sin conocer totalmente la tecnología que nos rodea. Nuevos cambios hacen que tengamos que actualizarnos constantemente en conocimientos relacionados con las nuevas tecnologías

Las personas, tanto las que están estudiando como las que ya han finalizado su etapa de aprendizaje, tenemos la obligación de conocer cada vez más sobre el funcionamiento de las nuevas tecnologías. ¿Por qué?, realmente si queremos competir en un futuro en un mercado laboral como en el que nos encontramos hoy en día, es fundamental estar actualizado.

Tenemos, es más, necesitamos, desarrollar nuevas capacidadespara poder “competir” en el mercado laboral, además de aprender a manejar diferentes equipos tecnológicos ya que estos forman parte de nuestra vida cotidiana.

Beneficios

Las nuevas tecnologías, relacionadas con nuestro entorno, están agilizando, optimizando y perfeccionando algunas actividades que realizamos en nuestro día a día. La comunicación en la actualidad es algo que ha avanzado mucho, una comunicación que es mucho más rápida que antes. Un ejemplo de comunicación actual, en concreto a través de Internet, en el caso de transmitir mensajes, imágenes, vídeos y todo tipo de documentos desde diferentes partes del mundo durante las 24 horas del día, es algo que ha desplazado definitivamente el envío de documentos por otros medios, como el servicio postal convencional.

Los nuevos “aparatos” electrónicos, de los que estamos constantemente rodeados, nos permiten realizar tareas que se hacían de forma manual, eso sí, de una forma más ágil y eficaz.

La tecnología juega un papel muy importante en el mundo desde el momento en que se crea un “algo” innovador que todos queremos tener cuanto antes. Un ejemplo de esta competitividad por tener lo mejor del mercado son los teléfonos móviles, algo que no solo es en sí el propio teléfono, sino también todos los accesorios que mejoran, ya sea en rendimiento o en la estética. En este caso además de requerir una actualización de conocimiento para comprender todas y cada una de las funciones que nuestro nuevo teléfono contiene, es necesario tener un bolsillo bastante amplio para hacer frente a los gastos para tener una tecnología de estas características. Pese a que el desarrollo y expansión de esta tecnología continúa siendo desigual en diferentes países del mundo, lo cierto es que ya existen más aparatos que personas en nuestro planeta. Y lo que hace solo 5 años era un teléfono móvil inteligente, hoy día es un auténtico ordenador personal en el que la función de llamada se ha quedado en un ámbito absolutamente secundario.

Sin embargo, es pertinente recordar que la tecnología es para que nosotros la usemos, y no que ella nos use, y nos convierta en robots aislados, que nos impide la convivencia con los demás, y desde luego, no olvidar el ejercicio mental, para resolver problemas con la acción humana; ¿porqué?; porque la intuición, la planeación y el sentido holístico, son componentes humanos entre algunos, que nos ejercitan la mente, para razonar y comprender las situaciones que requieren ser resueltas con pensamiento creativo, sentimientos, el uso de nuestros archivos mentales, como premisas y luego utilizar las tecnologías duras, y de manera conjunta, resolver problemas complejos. La generación de ideas innovadoras, proviene de nosotros, inspirados en muchas cosas y fenómenos que observamos día a día, que han sido origen de muchos desarrollos tecnológicos, de los que ahora utilizamos.

Interrelación

Marvin Minsky, considerado como el creador de lo que actualmente conocemos como la Inteligencia Artificial (IA), declaró entre muchas reflexiones, una muy importante, que interrelaciona la IA con el ser humano: “Las ‘leyes del pensamiento’ no solo dependen de las propiedades de las células cerebrales, sino del modo en que están conectadas” (1987). — Mérida,Yucatán.

jorge.lechuga@correo.uady.mx

Ingeniero químico. Doctor en Proyectos de Innovación Tecnológica en Ingeniería de Procesos. Profesor e investigador de la UADY

Tenemos, es más, necesitamos, desarrollar nuevas capacidades para poder “competir” en el mercado laboral

Publicado en Diario de Yucatán

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: