viernes , agosto 23 2019
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / La depresión, principal detonante del suicidio femenino

La depresión, principal detonante del suicidio femenino

El suicidio de mujeres en Yucatán va en aumento, a consecuencia de diversos factores, principalmente la depresión, registrando ya 26 casos durante el presente año, y todas optaron por el ahorcamiento; los dos últimos se dieron el pasado fin de semana en Kanasín y Tizimín, en menos de 24 horas.

Laura Hernández Ruiz,  especialista del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (Cephcis) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconoció que la mujer ha optado por el método más violento para quitarse la vida, y el más efectivo.

Atrás han quedado los métodos en los cuales se les podía salvar la vida, siempre y cuando se detecte a tiempo, como es  la ingesta de medicamentos, veneno y cortarse las venas.

Ante esta  problemática social, la UNAM propondrá estrategias de prevención e intervención de este problema de salud mental; remarcó la necesidad de contar con estrategias de prevención del suicidio con los sectores gubernamentales y educativos, así como modelos de vigilancia epidemiológica, incluso el sector salud debe contar con un seguimiento de personas que han intentos quitarse la vida.

Asimismo, la especialista comentó que el suicidio es multifactorial, es decir, son numerosas y diversas las causas que orillan a una persona a salir por la puerta falsa, como la violencia, la depresión, consumo de drogas y alcohol, desesperanza, malas relaciones de pareja, entre otas.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), en lo que va del año, ya son 130 las personas que han optado por la conducta del autodaño, de los cuales, 104 son hombres, el 80 por ciento, y 26 mujeres, el 20 porcentual restante.

De cada cinco suicidios registrados en la entidad, uno fue cometido por una mujer.

Del total de casos registrados en 43 municipios, 115 optaron por el ahorcamiento, el 88.5 por ciento, seguido del envenenamiento, con 11 casos, el 8.5 por ciento, y cuatro utilizaron un arma de fuego, el tres porcentual.

Finalmente, el mayor número de casos se registró en Mérida, con 48 suicidios, el 36.9 por ciento; seguido de Umán, con 12, el 9.2 por ciento, y 11 en Kanasín, el 8.5 porcentual.

Asimismo, con cuatro casos está Progreso y Valladolid, mientras que con tres está Celestún, Dzilam González, Halachó y Tizimín.

De igual forma, con dos casos está Sacalum, Ticul, Motul, Temax y Tixpéual, mientras que el resto fue en Acanceh, Akil, Baca, Cansahcab, Cenotillo, Chapab, Chichimilá, Chicxulub Pueblo, Conkal, Cuncunul, Cuzamá, Dzidzantún, Kantunil, Mama, Maní, Maxcanú, Muna, Panabá, Río Lagartos, Seyé, Sotuta, Tekal, Tekantó, Tekax, Temozón, Tetiz, Tinum, Tixméuac y Yaxcabá.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: