martes , abril 23 2019
Portada / La Opinión / Jorge Antonio Lechuga Andrade: Asamblea para el Medio Ambiente

Jorge Antonio Lechuga Andrade: Asamblea para el Medio Ambiente

Por: Jorge Antonio Lechuga Andrade (*)

La ONU en Nairobi

El uso de los recursos naturales se ha triplicado en el mundo desde 1970, una tendencia que sigue al alza y debe ser “crucial” en las políticas ambientales, según el Informe de Recursos Globales presentado en Nairobi por ONU Medio Ambiente. “En un mundo en el que todos estamos conectados, nuestras responsabilidades aumentan y el enfoque en los recursos es crucial”, explicó Janez Potocnik, portavoz del Panel Internacional de los Recursos, en el marco de la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4), que se celebra en Nairobi.

Este grupo científico de expertos, auspiciado por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (Pnuma), también conocido como ONU Medio Ambiente, tiene como objetivo ayudar a las naciones a utilizar sus recursos naturales de una manera sostenible, sin comprometer el crecimiento económico y las necesidades humanas. Se pronostica llegar a los 9,300 millones de habitantes en 2050 y la extracción de materiales se ha triplicado, un proceso responsable del 90% de la pérdida de la biodiversidad y la generación de la mitad de los impactos climáticos, según se informó.

“Si no se tienen en cuenta los recursos, será muy difícil lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, de la ONU). Podemos hacerlo mejor, pero tenemos que emprender acciones pronto y de manera contundente”, señaló Bruno Oberle, autor del informe y académico en la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne (EPFL) de Suiza.

Estas conclusiones se anunciaron a los medios como parte de UNEA-4, un evento que congrega a representantes de 193 países, incluidos jefes de Estado y ministros, para tratar temas como el plástico, los residuos, los químicos, la contaminación o el derecho medioambiental, entre otros muchos. También se enfatizó que el modelo actual del uso de recursos supone un “impacto negativo en el medio ambiente y la salud humana”, este último con un impacto en muchos hogares. Para Oberle, la clave está en buscar “soluciones inteligentes”, invertir en innovación y nuevas tecnologías, de manera que el crecimiento sea de calidad.

La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente es el máximo órgano de toma de decisiones sobre temas medioambientales en todo el mundo y se reúne cada dos años para establecer las prioridades para políticas globales y desarrollar el derecho ambiental internacional. UNEA se creó en 2012, durante la celebración de la Conferencia sobre Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas en Río de Janeiro (Brasil), más conocida como Río+20.

Entre otras notas de la agenda, el foro de la ONU propone usar alternativas para combatir la polución de plástico. Líderes políticos, representantes de la sociedad civil y del sector privado señalaron al plástico como uno de los inventos revolucionarios del siglo pasado, pero abogaron por cambiar las formas de cómo se produce, se usa y se gestionan sus residuos.

“Este proceso no concluye en una sola noche, requiere muchas negociaciones y la implicación de diferentes grupos, pero el potencial está ahí”, declaró la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Joyce Msuya.

Presencia de plástico

La presencia de plástico en la arena de las playas, en los organismos de los animales, en la sal marina y en el agua ha hecho sonar las alarmas y ha obligado a poner en marcha medidas para reducir el consumo de los plásticos de un solo uso, responsables en buena parte del problema.

Según datos de ONU Medioambiente, una media de ocho toneladas de plástico terminan en los océanos cada año, residuos que generan “un daño para la biodiversidad de la costa y para especies en peligro”.Cerca de un 80% de las aguas residuales son descartadas sin tratamiento, lo que, según este organismo, pone en peligro las reservas de pescado y los ecosistemas marinos y afecta también a millones de personas que dependen de la economía azul para su alimentación y desarrollo.

Kenia, sede de la Asamblea y cuartel general de ONU Medioambiente, se ha convertido en los últimos años en un ejemplo en la reducción de plásticos, con la prohibición en 2017 del uso, fabricación e importación de bolsas de plástico a nivel comercial y doméstico. Esta nación del este de África también fue testigo el pasado noviembre de la primera conferencia mundial sobre economía azul (Blue Economy 2018), que congregó a más de 17,000 expertos de todo el mundo y que colocó igualmente el foco en la reducción de los desechos plásticos en los océanos.

“Solo conseguiremos combatir la polución de plásticos a través de iniciativas que incluyan a toda la sociedad, debemos hacer el problema tangible y así veremos un cambio en el comportamiento de los consumidores”, dijo la directora general para Temas Globales del Gobierno de México, Camila Zepeda Lizama.

Para Msuya, las políticas gubernamentales deben ser apoyadas por el sector privado, que debe promover sus propias iniciativas. En este sentido destaca la empresa española Orbys, también presente en UNEA-4 y que propone la creación de una planta móvil de reciclaje de plásticos, que no necesitaría electricidad y produciría derivados del petróleo con posibilidades para su comercialización industrial. Se continuará con la investigación de alternativas.— Mérida, Yucatán.

jorge.lechuga@correo.uady.mx

Ingeniero químico. Doctor en Proyectos de Innovación tecnológica en Ingeniería de Procesos. Profesor e investigador de la Uady

Una media de ocho toneladas de plástico terminan en los océanos cada año, residuos que generan un daño para la biodiversidad

Deja un comentario

Ver también

PAN a favor de modificar Ley en materia de Educación Ambiental

“La Educación ambiental es una herramienta que sirve como un medio para buscar solución a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: