miércoles , julio 15 2020
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Feminicidio en grado de tentativa, castigado con 15 años de prisión

Feminicidio en grado de tentativa, castigado con 15 años de prisión

Después que en diciembre de 2018, Eric G.L., le propinara una brutal golpiza a su esposa A.G.P.S., y luego la lesionara con arma blanca, fue sentenciado a 15 y 10 meses de prisión, por feminicidio agravado en grado de tentativa.

Los hechos ocurrieron en el domicilio de la pareja ubicado en el fraccionamiento Polígono 108 a donde llegó el inculpado en estado de ebriedad y en un ataque de celos atacó a su esposa a golpes.

El Juez Segundo de Control de Mérida, Luis Mugarte Guerrero, fue quien autorizó el juicio abreviado, luego del acuerdo al que llegaron l acusado y los fiscales sobre las sanciones a imponer. En la audiencia realizada  en el Centro de Justicia Oral de Mérida, el acusado aceptó su responsabilidad en los hechos y estuvo de acuerdo con la sanción propuesta por los fiscales.

Por ello, el juez lo halló culpable del delito de feminicidio agravado en grado de tentativa y le impuso una sanción corporal de 15 años 10 meses de prisión; el juez también impuso al acusado una multa de 250 Unidades de Medidas de Actualización vigente cuando sucedieron los hechos, equivalente a 21 mil 050 pesos.

Sobre este caso, aunque el Servicio Médico Forense señaló que la fémina resultó con lesiones que tardan en sanar más de 15 días, el asunto se complicó porque nadie se dio cuenta de que un pedazo del cuchillo quedó dentro de su abdomen hasta que dos días después se quejó de dolor intenso, a través de una radiografía se percataron de “la punta” y fue intervenida de emergencia.

Al exponer su teoría del caso, las fiscales señalaron que se trató de un crimen de género y que no se consumó (el asesinato) por causas externas al imputado, como fue la intervención de una testigo para defender a la víctima.

Añadieron que el móvil fueron los celos, porque la mujer es quien mantiene a sus dos hijas y su marido. El acusado no labora y se quedaba en la casa a ingerir bebidas embriagantes.

El sujeto la acosaba e incluso revisaba el teléfono celular de la víctima, ya que pensaba que le era infiel, a pesar de que ella lo negaba, y eso se había vuelto una obsesión para el sujeto.

Esa tarde descubrió al sujeto revisando su teléfono, y al reclamarle, el ahora sentenciado se levantó y fue a la cocina donde se apoderó de un cuchillo con el que la atacó en varias ocasiones.

La víctima logró salir a la calle y cuando intentaba entrar a la terraza del predio 309, fue alcanzada de nuevo por su agresor, quien continuó lanzándole tajos y la azotó contra la parte posterior de un automóvil estacionado a afuera del inmueble.

El escándalo hizo que una de las vecinas saliera armada con un “jalador” y se enfrentó al agresor, quien decidió huir a la vivienda de su madre, ubicada a unas calles del lugar de los hechos.

Minutos después llegaron agentes de la SSP, quienes fueron al predio en cuestión y la madre permitió el acceso para que su hijo fuera arrestado.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: