Viernes , noviembre 16 2018
Portada / Yucatán / Principales Yucatan / “Fallece la destacada pianista JUDITH PÉREZ ROMERO”

“Fallece la destacada pianista JUDITH PÉREZ ROMERO”

Luego del lamentable fallecimiento de una gran representante de la cultura yucateca, nos permitimos compartir la convocatoria siguiente:

Hoy jueves, a las 11:00, en la Iglesia de Santa Lucía, se celebrará una Misa de cuerpo presente en honor de la presidenta honorífica vitalicia de nuestra Sociedad Artística Ricardo Palmerín: Doña Judith Pérez Romero.

Por eso les invitan para estar presentes y montar una guardia de honor, para expresar sus respetos.

Fue a la edad de 13 años, en 1933 que participó en un concurso de aficionados en la estación XEFC, la voz de Yucatán desde Mérida, obteniendo el primer lugar.

Pianista, cantante, compositora y directora musical, Judith Pérez Romero nació el 20 de enero de 1920 en el barrio de San Sebastián de la ciudad de Mérida, Yucatán, pero fue desde 1933 que llenó con sus dedos entre teclados algunas de las páginas más esplendorosas de la música yucateca; a la edad de 16 años, en 1936, año en que funda y acompaña al dueto Las Margaritas, integrado por su hermana Margarita y su amiga Margarita Pino, y en sus 80 años de trayectoria nos ha dejado un legado imborrable en la historia musical de Yucatán. En 1940 funda el dueto Las Dos Morenas, con Ketty Vázquez e Imelda Rosado y con la integración de Guillermina L. de Navarro sustituye este dueto se transformaría años más tarde en “Las Rosas Meridanas” de gratos recuerdos.

En 1942 integra el Conjunto Lira de Oro, agrupación que engalanó las tertulias dominicales del Hotel Mérida por más de 18 años. En 1943, con motivo de inaugurarse la Pérgola Guty Cárdenas del Parque del Centenario, se organiza un concurso de intérpretes en el que participa y obtiene el primer lugar con su recién integrado Sexteto Pino. Fue socia fundadora de la Sociedad Artística Ricardo Palmerín establecida en octubre de 1949.

En 1955 funda la Orquesta Femenil Copacabana a la que dirige durante casi dos años. En 1960 integra, con su hermana Margarita y Lupita Álvarez, el trío Judith Pérez Romero y sus Rosas Meridanas que llegó a grabar tres discos de larga duración. Lupita Álvarez es sustituida años después por Aurora Cruz.

En 1963 integra el Conjunto del Bar La Trova, con Yolanda Canto, Lía Baeza, Momy Rejón y Alicia Escalante. Tres años después son rebautizadas como Las Maya Internacional, institución de prestigio internacional y con las que realizaría incontables giras dentro y fuera del país. El grupo actuó durante mucho tiempo en el Salón Montenegro del Hotel del Prado de la ciudad de México. Recibió la medalla Guty Cárdenas el 30 de enero 1975 durante la serenata de Santa Lucía. La Cancillería de México le confiere la presea El Águila de Tlaltelolco luego de una actuación que realizó el 3 de Mayo de 1977 en la Secretaría de relaciones Exteriores al lado de dos de sus más grandes amigas y colaboradoras: Momy Rejón y Lía Baeza.

En marzo de 1978 es recibida en audiencia especial por los Reyes de España y es declarada Huésped Distinguida de Mérida, de Badajoz, durante el I Encuentro de las Méridas del Mundo. En enero de 1981 el Gobierno del Estado le otorga la Medalla Yucatán. En septiembre de 2006 recibe la Medalla Eligio Ancona, que históricamente fue la primera vez que se le entregó a una personalidad del medio artístico enfocada a la creación, ejecución y difusión de la música popular de la región. Ese año actúa con Las Maya en el XXXIII Festival Cervantino de Guanajuato.

En junio de 2007 es galardonada en el Palacio de Bellas Artes por la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música. A la larga lista de Homenajes se suman el reconocimiento “Honor al Mérito” que le fue otorgado a Judith la noche del 26 de Junio de 2009 en el teatro José Peón Contreras por la Revista “Guía del Espectáculo de México”, asimismo recibió un homenaje por su larga trayectoria dedicada a impulsar la canción yucateca más allá de nuestras fronteras, en el teatro José Peón Contreras, el martes 29 de Junio de 2010 con la participación de numerosos artistas que fueron acompañados por la Orquesta Típica Yukalpetén.

El 6 de Enero de 2011, el Instituto Peninsular de Formación para Laicos y la iglesia de El Señor de la Divina Misericordia le entregaron la medalla “La Divina Misericordia” de manos del obispo auxiliar, monseñor José Rafael Palma Capetillo, y el párroco Alfredo Cirerol Ojeda, por su trayectoria como benefactora de obras materiales de impacto religioso y social en Yucatán.

A sus 96 años murió en Mérida, Yucatán de forma repentina pero no sin antes dejar un legado invaluable para la música yucateca, ahora su retrato al óleo forma parte de la galería de compositores e intérpretes del Museo de la Canción Yucateca.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *