Domingo , agosto 19 2018
Portada / Yucatán / Principales Yucatan / Entre más acusaciones de corrupción se realiza el tercer debate

Entre más acusaciones de corrupción se realiza el tercer debate

En medio de numerosos ataques y descalificaciones se llevó a cabo el tercer debate entre los aspirantes a la presidencia de la República en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida.

En un ejercicio en el que se abordaron los temas de crecimiento económico, pobreza y desigualdad; educación, ciencia y tecnología; y salud, desarrollo sustentable y cambio climático, los candidatos se calificaron de mentirosos, corruptos e irresponsables los unos a los otros.

Como en debates anteriores, tanto José Antonio Meade (PRI-PVEM-Panal) como Ricardo Anaya Cortés (PAN-MC-PRD) tacharon a Andrés Manuel López Obrador (Morena-PT-PES) de mentiroso y corrupto.

Esta ocasión, el independiente Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” intentó sumarse al juego, definiendo a los demás como a “la tercia maldita”.

Con la moderación de Gabriela Warkentin, Carlos Puig y Leonardo Curzio, quienes se comportaron bastante laxos con la conducta de los participantes, los candidatos respondieron algunos de los cuestionamientos que levantaron más inquietud en las redes sociales (entre Twitter y Facebook se recibieron 11 mil 388 mensajes), tales como sustentabilidad, acceso a servicios médicos de calidad, la reforma educativa, costos de los energéticos y propuestas para reducir la pobreza.

En el primer bloque, Ricardo Anaya propuso elevar el salario mínimo y disminuir el gasto corriente. También dijo que hará que las personas que ganen menos de 10 mil pesos al mes no paguen Impuesto sobre la Renta (ISR) y reducir el IEPS para que baje el precio de la gasolina.

El panista denunció que ha sido blanco de ataques por promover una fiscalía anticorrupción e investigar al presidente Enrique Peña Nieto de llegar a ganar las elecciones del próximo 1 de julio.

En ese mismo sentido, López Obrador se declaró a favor de acabar por la corrupción y cortar el “copete” de privilegios de los servidores públicos. Aseveró que le apostará a fortalecer el mercado interno para así no depender de las políticas económicas de otros países, además de darle mayor empuje al campo, que según él está en el total abandono desde hace décadas.

Meade, quien abrió su participación deseándole suerte a la Selección Mexicana en el Mundial de Rusia, reiteró que dará mayores créditos y oportunidad a las mujeres, mientras que el “Bronco” afirmó que en su gobierno las utilidades para los empleados de las empresas se elevarán del 10 al 15 por ciento.

En los primeros minutos del debate, Rodríguez Calderón tildó a sus contrincantes de vivir del asistencialismo y de haberse gastado “12 mil millones de pesos”, tras lo cual reafirmó su decisión de “acabar” con ese esquema social y “poner a la gente a jalar”.

Respondiendo a una primera ronda de ataques, López Obrador señaló que “no es su culpa que los dos (en referencia a Meade y Anaya) estén empatados hasta abajo y que piensen que en el debate iban a remontar 30 puntos”.

En un momento dado, el aspirante del PAN acusó a AMLO de convertirse en lo que tanto criticaba, al grado de proponerle renunciar a la candidatura si le enseñaba unos documentos en los que presuntamente se comprueba que recibió 130 millones de pesos del contratista José María Rioboó para construir el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en un sitio diferente al ex lago de Texcoco, donde ahora se edifica.

El morenista respondió a la acusación con un “no tiene sentido lo que planteas”.

Tras lo anterior, Rodríguez Calderón dijo que Meade, AMLO y Anaya solo se pelean entre ellos y “no dan soluciones”, por lo que “los invitó a darse un beso”.

En materia educativa, AMLO propuso erradicar la reforma educativa y escuchar a los profesores. El “Bronco” planteó pagarles más a los maestros que ganan 6 mil pesos al mes. Anaya se pronunció a favor de la reforma educativa pero pidió una mejor aplicación de la misma.

El panista denunció que la SEP gastó más en publicidad de su titular, Aurelio Nuño Mayer, (unos 1963 millones de pesos), el triple de lo usado en capacitaciones de los docentes.

Sobre el tema, José Antonio Meade declaró que AMLO estaría “cancelado el futuro de los niños de México” y su chance de aprender inglés.

En el bloque de ciencia y tecnología, el morenista adelantó, aunque no de manera tan contundente, que se “destinará más dinero”, y destapó a la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, Premio Nacional de Ciencias 2017, como la próxima directora del Conacyt.

Meade Kuribreña propuso invitar a los mexicanos destacados en el extranjero a regresar a nuestro país para empezar a resolver problemas sanitarios y de identificación. “Datos indican que 1.2 millones de personas están fuera de México, pero que el 70% está dispuesto a regresar”, por lo que se dijo a favor de hacerlos volver.

Anaya propuso llevar internet gratuito a escuelas, hospitales, oficinas públicas y jardines, como parte de su plan conectar a todo México mediante dispositivos y cobertura total. Para tal propósito, afirmó que todos los alumnos de preparatoria y universidad recibirán una tableta electrónica.

Además, aprovechó su oportunidad para criticar los “pactos” de AMLO con Elba Esther Gordillo, Manuel Bartlett y Peña Nieto y decirle que “se convirtió en lo que tanto cuestionaba”. López Obrador repuso que su fuerte “no es la venganza, pero sí la justicia”.

Sin duda uno de los momentos más surreales del debate se vivió cuando Carlos Puig pidió detalles al “Bronco” de su iniciativa de “mochar manos”, a lo que el candidato respondió que “ya prepararon la iniciativa”.

López Obrador, abordado sobre cómo garantizará seguridad a todos los meridanos, dijo, de manera dubitativa, que si en nuestro país se acaba la corrupción, como en el caso de la compra de medicamentos, “se podría abastecer a todo el pueblo de México”. Adicionalmente, ironizó con que el Seguro Popular “ni es seguro ni es popular”.

En materia ambiental, Jaime Rodríguez propuso detener la deforestación, trabajar en programas para generar conciencia en la población de los sitios naturales sin dañarlos, fomentar un transporte público eléctrico y la creación de un tren rápido del norte al sureste de México.

Anaya, por su parte, dijo que promoverá un programa nacional de aerogeneradores para reducir a cero las tarifas eléctricas en las casas, además de impulsar la instalación de paneles solares.

López Obrador afirmó que con el dinero que se ahorre del combate a la corrupción le alcanzará para poner en marcha una nueva refinería y promover la generación de energía con recursos renovables como el viento, el sol y el agua, ya que además, pretende rehabilitar las centrales hidroeléctricas.

Meade consideró que necesita modernizar su infraestructura energética e incluso se estudiará la posibilidad de crear una tercera planta de energía nuclear.

En las conclusiones finales, Rodríguez Calderón pidió el voto a la ciudadanía acusando a sus rivales como los que “le han chupado la sangre de su dinero, los que han engañado a la sociedad y que no son lo que dicen”. Mientras tanto, López Obrador invitó a la gente a no tener miedo y reiteró sacará a México “del atraso y del atolladero en el que lo han sumido los de la mafia del poder”.

Meade Kuribreña garantizó que en su gobierno acabará con la pobreza y que con él a los mexicanos “les va a ir muy bien”.

En su oportunidad, Ricardo Anaya afirmó que la mayoría no quiere al PRI ni a AMLO, por lo que es momento de transformar ese enojo en esperanza “y la esperanza en felicidad”.

(ACOM)

Fuente: Reporteros Hoy

Deja un comentario

Ver también

Dinero bajo la mesa

ShareElecciones caras y corruptas Denise Dresser (*) De mano en mano, de fajo en fajo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *