viernes , enero 15 2021
Portada / La Opinión / El rico acervo de Jorge Ignacio Rubio Mañé

El rico acervo de Jorge Ignacio Rubio Mañé

Miradas en el tiempo de ProHispen

Silvia Eugenia López Gómez (*)

Fuente: Diario de Yucatán

El objetivo de esta cápsula es presentarles uno de los acervos que forman parte del Archivo Histórico del Centro cultural ProHispen. Mi nombre es Silvia Eugenia López Gómez, soy licenciada en Artes visuales y actualmente soy la responsable del Archivo Histórico y la Biblioteca General Yucatanense “Margarita Díaz Rubio” de este centro, encargándome del manejo, la documentación, la organización, la clasificación, la consulta y la conservación preventiva del material a resguardo en esta institución.

Jorge Ignacio Rubio Mañé fue un historiador, archivista, catedrático y genealogista que desde muy temprana edad estudió historiografía bajo la dirección del historiador peninsular Juan Francisco Molina Solís, iniciando una carrera profesional que con el paso del tiempo se volvería referencia internacional para investigadores de la historia y las ciencias sociales.

Su acervo documental está integrado aproximadamente por 17,000 documentos entre los cuales podemos encontrar transcripciones, manuscritos, mecano-escritos, impresos, fotocopias, fichas de trabajo y más de 1,000 ejemplares que forman parte de su biblioteca personal.

Uno de los libros que más nos han solicitado es “Los San Juanistas de Yucatán” del cual Rubio Mañé es autor. Este ejemplar es un sobretiro del Boletín del Archivo General de la Nación de los tomos 8, 9 y 10 de 1967 a 1969 y que inicia sus primeras páginas con uno de los siguientes fragmentos: “En los términos meridionales de la ciudad de Mérida de Yucatán, durante los primeros lustros después de su fundación, se construyó la histórica Ermita de San Juan Bautista, mirando su portada hacia el occidente, como todas iglesias que fabricaron los españoles en esa provincia.

La construcción ocupa una parte del costado oriental de una plaza, que antiguamente debió ser muy espaciosa. Actualmente está dividida en cuatro manzanas por dos calles, una interna y otra que viene del antiguo barrio de indios mexicanos que se llama San Cristóbal, calle que en su intermedio pasaba por las escarpas meridionales de un montículo maya, lamentablemente demolido en su totalidad recientemente, en cuya cúspide erigieron los franciscanos su Convento Grande y a sus veras la Capitanía General el Castillo de San Benito”. Esperamos haber contribuido a que conozcan un poco más, el tipo de documentos que se resguarda en el acervo de este ilustre personaje yucatanense.

Las cápsulas Miradas en el tiempo de ProHispen se difunden martes y viernes en plataformas digitales de ProHispen. Esta cápsula fue publicada el viernes 4.

Deja un comentario

Ver también

“Miradas en el Tiempo”, habla de la iglesia del barrio de Santiago

Información de Megamedia Edificio único y emblemático El Patronato Pro Historia Peninsular (ProHispen),  a través …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: