viernes , diciembre 14 2018
Portada / La Opinión / El primer independiente

El primer independiente

Mirada antropológica

Rodrigo Llanes Salazar (*)

Adrián Gorocica Rojas puede convertirse en el primer diputado local independiente en Yucatán. “Goro”, como lo conocen sus amistades y colegas, es un joven ingeniero industrial que esta semana cumplirá treinta años de edad, de los cuales más de trece ha dedicado al activismo en temas como el transporte público y el cabildo abierto.

La última vez que hablé con Goro fue en enero de 2018, cuando aún era aspirante al registro de la candidatura para ser representante del IV distrito en el Congreso local, un distrito que en las últimas décadas ha ganado el Partido Acción Nacional PAN, (“Sembrando un bosque”, DdeY, 8-1-18).

En ese entonces, Goro y su equipo se enfrentaban a los numerosos obstáculos a los que los aspirantes a una candidatura independiente tenían que enfrentarse: conseguir miles de firmas para el registro, el desconocimiento generalizado de la sociedad sobre los candidatos independientes, amén de las trabas administrativas, organizativas y financieras para lograr el registro. En los hechos, prácticamente solo las personas que cuentan con el apoyo de un partido político pueden lograr el registro a la candidatura independiente.

Goro, respaldado por la red Wikipolítica, de la cual también forma parte Pedro Kumamoto, fue el único aspirante a candidato por una diputación local que logró el registro en Yucatán: lo respaldaron más de seis mil firmas.

Tras conseguir el registro, Goro y su equipo decidieron iniciar su campaña por la diputación local dos días después del comienzo oficial de las mismas, y lo hicieron lanzando un reto a los candidatos a los diversos cargos de elección en el Estado: #QueLoHaganMejor.

De acuerdo con Goro, el reto #QueLoHaganMejor expresa muchas de las inconformidades y solicitudes de la ciudadanía del IV distrito, a la que conocieron recorriendo casa por casa, sección por sección, cuando recolectaban firmas para obtener el registro.

Así, el reto consistía en cinco solicitudes a los candidatos: 1) que renuncien a los espectaculares, pues la ciudadanía considera que representa un gasto excesivo que no sirve para nada; 2) que renuncien a la mitad del presupuesto de gastos de campaña; 3) que no compren votos; 4) que no participen en la guerra sucia y 5) que hagan pública su declaración 3de3.

Al reto anterior solo respondieron Joaquín Díaz Mena y Jorge Zavala, candidatos a la gubernatura del Estado por Morena, PT y PES, el primero, y por el PRD, el segundo. Su respuesta fue que ambos contaban con muy pocos recursos. Mauricio Vila, candidato por el PAN y Movimiento Ciudadano, respondió que no conocía el reto pero que, al ser Goro candidato a diputado y él candidato a gobernador, no tenía por qué rendirle cuentas. Mauricio Sahuí, candidato del PRI, PVEM y PANAL, no respondió al reto.

A diferencia de los candidatos de los partidos políticos, incluyendo a los candidatos a diputado local por el IV distrito, Goro y su equipo no cuentan con espectaculares, sino que hacen campaña visitando cada casa del distrito, dando a conocer sus propuestas.

Cuando hablamos en enero, Goro no podía dar a conocer sus propuestas, pues la legislación electoral lo prohibía, considerando que dicho acto era un acto anticipado de campaña. Ahora que hablamos nuevamente, el fin de semana pasado, pudimos conversar sobre sus propuestas, las cuales están desarrolladas en el libro electrónico “Programa de las personas”.

Muchas personas no saben qué hacen los diputados locales. Frente a este desconocimiento, los diputados generalmente realizan propuestas que no les compete directamente y que son una extensión de las propuestas de los candidatos a los cargos del Poder Ejecutivo.

En contraste, las propuestas de Goro y su equipo, agrupadas en cuatro ejes, son acciones que pueden emprenderse desde el Congreso del Estado.

El primer eje es “Recuperar el futuro”, y aborda un problema fundamental en el Estado: la sustentabilidad. En este eje, Goro y su equipo proponen legislar en materia de movilidad uno de los problemas más sentidos en Yucatán. “Vamos a centrarnos en mover personas y no coches”, señalan.

En este ámbito, proponen “la reestructuración del presupuesto del Estado para otorgar fondos para la movilidad sostenible”, favorecer “la transparencia en la gestión de rutas, tarifas y concesiones de transporte público” y promover “una política de datos abiertos que permita diseñar, monitorear, actualizar y planear las soluciones futuras de movilidad”.

En este eje también proponen homologar la Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Yucatán con la ley general en la materia, para reconocer en Yucatán el “derecho a la ciudad”, así como la promoción de “espacios públicos incluyentes y de calidad”, la reducción del uso de unicel, popotes y bolsas de plástico en el Congreso (diversos países están impulsando medidas para abordar esta cuestión urgente), la garantía del derecho a la consulta de los habitantes de las zonas rurales, entre otras acciones.

El segundo eje de las propuestas de Goro, “Recuperar la paz”, está centrado en dos temas, también muy sentidos para la sociedad yucateca: una fiscalía verdaderamente autónoma, que combata la corrupción, y la implementación de la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia, incrementando los recursos y vigilando su implementación, fiscalización y evaluación.

El tercer eje es “Recuperar la política”, en el cual se enmarca la iniciativa que Goro ha promovido, #SinVotoNoHayDinero, con la cual se busca reducir el financiamiento público de los partidos, vinculando “la votación con el recurso público otorgado a los partidos políticos”. En este eje se encuentran también las propuestas de instituir un parlamento abierto, no solo transparente, sino que también garantice la participación de la ciudadanía.

El último eje es “Recuperar el Congreso local”, en el cual Goro propone explicar y hacer público el razonamiento de sus votos, renunciar a todas las prestaciones que estén por encima de la ley y al 50% de su salario como diputado (el cual donará a una cooperativa que se dedica a fortalecer a organizaciones de la sociedad civil), hacer pública su agenda legislativa, entre otras propuestas.

Sin duda alguna, las propuestas de Goro y su equipo apuntan a una dirección correcta: urge trabajar en la sustentabilidad de Yucatán, combatir la corrupción y la violencia contra las mujeres, hacer más abiertos, transparentes y participativos los espacios de poder.

¿Pero qué posibilidades tiene un joven de casi treinta años de ganar un distrito dominado tradicionalmente por el PAN?

Al respecto, Goro me comenta sobre el malestar y hartazgo entre muchos vecinos con respecto a los partidos políticos. Incluso dentro de las propias estructuras de los partidos políticos hay enojo: jefes de manzana del PRI están molestos por la forma como se están utilizando los recursos del partido; militantes panistas están inconformes por la forma en que las cúpulas del partido han tomado las decisiones en este proceso electoral. En el marco de la coalición formada por el PAN y Movimiento Ciudadano, Milagros Romero, de este último partido, será la candidata al IV distrito.

De hecho, ni Milagros Romero, ni Paola Mujica, candidata priista, asistieron al debate entre candidatos a la diputación local en el IV distrito realizado el sábado pasado en la Universidad Marista. Solo asistieron Goro y Alberto Nolasco, candidato por Morena, PT y PES.

Con respecto a la descalificación de Goro y su equipo de que son “unos niños” —pues la mayoría de los integrantes son jóvenes—, éstos han podido demostrar su capacidad en diversas oportunidades, como en el foro organizado por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco Servytur).

Las propuestas no son ocurrencias, sino que han sido construidas colectivamente con las personas del IV distrito, con organizaciones y expertos en los temas.

El primero de julio Yucatán tiene la oportunidad de contar por primera vez con un candidato independiente, uno que, como Kumamoto en Jalisco, podría sacudir la política marcada por la corrupción, la impunidad y la desigualdad, y recuperar una política digna y justa para las personas.— Mérida, Yucatán, México

rodrigo.llanes.s@gmail.com

@RodLlanes

Investigador del Cephcis-UNAM

 

 

Deja un comentario

Ver también

PAN pierde Séptimo Distrito Local por no ir con candidatura común

El Distrito VII Local con sede en Mérida fue ampliamente peleado en esta contienda Electoral …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: