Domingo , agosto 19 2018
Portada / La Opinión / Divorcio incausado

Divorcio incausado

Rubén Osorio Paredes (*)

Cuando dos personas que están por divorciarse no se ponen de acuerdo sobre las bases que regirán su divorcio, por ejemplo monto de la pensión alimenticia, custodia o división de los bienes, lo que procede es solicitar el divorcio incausado o divorcio sin causales.

Como su nombre lo indica, puede ser solicitado por alguno de los cónyuges sin la necesidad de especificar causa alguna. Es decir, basta con que alguno decida acudir ante el juzgado familiar correspondiente para que proceda el divorcio, con los requisitos que más adelante se detallarán.

Sobre el plazo para solicitar el mismo, se establece como requisito tener mínimo un año de matrimonio.

El procedimiento se inicia cuando el cónyuge de manera individual presenta la solicitud de divorcio.

Para eso es importante que la persona que haga la solicitud ya tenga definido lo que quiere. Es decir, la solicitud debe estar acompañada de una propuesta de convenio que contenga los siguientes tres puntos fundamentales que regirán la relación con el futuro excónyuge:

1) ¿Quién se queda con los hijos?

La designación de la persona que debe tener la guarda y custodia de los hijos que no hayan alcanzado la mayoría de edad o sean incapaces.

Las modalidades bajo las cuales el progenitor que no tenga la guarda y custodia podrá visitar a sus hijos, siempre que no interfiera con los horarios de comida, descanso, estudio y salud.

2) Pensión alimenticia.

El modo de atender las necesidades de los hijos o hijas y, en su caso, las del cónyuge a quien deba darse alimentos, especificando la forma, lugar y fecha de pago de la pensión, así como la garantía para asegurar su debido cumplimiento.

En este punto se puede pedir el embargo del sueldo o de alguna propiedad inmobiliaria, a fin de garantizar el pago de los mismos. También se puede solicitar una compensación económica para uno de los cónyuges, si es el caso.

3) Repartición de bienes.

Designación del cónyuge al que le corresponde el uso del domicilio conyugal, en su caso, así como la designación del domicilio donde habitará el otro cónyuge.

Si se casaron bajo el régimen de sociedad conyugal, (coloquialmente conocida como bienes mancomunados) durante el proceso y hasta que se liquide ésta, así como la forma de liquidarla, exhibiendo para ese efecto, en su caso, el inventario, avalúo y el proyecto de partición.

Una vez notificado el otro cónyuge de la propuesta de divorcio, cuenta con el plazo de siete días hábiles para contestar por escrito y manifestar si está de acuerdo o no con la referida propuesta de convenio (continuará).— Mérida, Yucatán.

juridicofacil@hotmail.com

RUBEN OSORIO

Titular del despacho Rubén Osorio & Asociados y catedrático de la Universidad Anáhuac Mayab

Fuente: Diario de Yucatán

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *