jueves , noviembre 14 2019
Portada / Yucatán / Principales Yucatan / Disputas por dinero
290113 LOCAL Cambios en el codigo civil Foto Leslie Santos Bonilla

Disputas por dinero

La pensión a los hijos se vuelve un punto de conflicto

 

En los últimos meses han salido a la luz pública muchos conflictos legales relacionados con la custodia de menores de edad, generalmente entre el padre y la madre, pero ¿qué hay en el fondo de esos problemas?

“En muchas ocasiones se pelean a los hijos por amor propio, por orgullo, por ver quién tiene más fuerza”, responde Pablo Loría Vázquez, maestro en Derecho Civil. “Y otras veces, por increíble que parezca, el padre o la madre se disputan la custodia porque el juez ha fijado una pensión alimenticia y la parte obligada no quiere pagar. Sabe que si tiene a sus hijos consigo ya no tiene que entregar dinero al juzgado. Entonces dice: mejor peleo y así no doy nada, o mejor lo doy directamente a mis hijos”.

El maestro Loría Vázquez, titular de un despacho jurídico especializado en las ramas civil y familiar, fue entrevistado como parte de un reportaje sobre los conflictos familiares derivados de la custodia y el derecho de convivencia con los hijos, figuras ligadas a los casos de separación de una pareja.

Hace unos días publicamos la primera parte de la entrevista. En dos entregas posteriores abordamos —con Marcos Celis Quintal, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, y Enna Rossana Alcocer del Valle, titular del Juzgado Tercero de Oralidad Familiar— las sanciones que se imponen al padre, la madre y otros integrantes de la familia extendida cuando no acatan las disposiciones de un juez.

Todos los entrevistados coinciden en que finalmente los hijos menores de edad son los más afectados por esos conflictos, al grado de convertirse en rehenes de sus propios padres.

Desequilibrios

“En ocasiones puede haber desequilibrios emocionales de alguien de la pareja y esto lo lleva a cometer actos indebidos”, dice Pablo Loría en el seguimiento de la plática. “Otras veces, y no estoy hablando de una cuestión de género, ves a señores que pelean la custodia y uno se pregunta cómo va a tenerla si a fin de cuentas va a dejar a sus hijos con los abuelos”.

“Entonces empieza un problema mayor y ya el pleito por la custodia no es entre el señor y la señora sino que entran los abuelos como terceros para tener a sus nietos. Ojalá y los abuelos atendieran al interés superior del niño, porque en muchas ocasiones dan ganas de no dar la custodia a ninguno de los dos padres y cederla a una tercera persona”.

Incluso, recuerda que la ley considera la custodia del Estado y la custodia sustituta cuando se considera que los hijos no pueden estar con ninguno de los padres. Lo que no se acepta es la custodia compartida —un mes o una semana con el padre y otro mes o una semana con la madre—, por los desequilibrios que se pueden ocasionar a los menores.

En cuanto al desacato de las órdenes de los jueces, el maestro Loría, quien es también catedrático de la Universidad Marista, recalca que por lo general tiene su origen en la parte económica y hay casos en que el padre o la madre custodios no permiten la convivencia del hijo con la otra parte.

Medidas de apremio

Cuando hay incumplimiento, añade, los jueces imponen medidas de apremio. Primero es una multa; si hay reincidencia se aplica una multa mayor, y si el desacato persiste se podría llegar incluso a un procedimiento de cambio de custodia.

“No es un cambio automático”, precisa. “Tiene que haber un proceso que determine si es necesario y lo mejor para el niño”.

En los casos en que el padre no custodia se lleva a sus hijos, en ejercicio del derecho de convivencia, y no los devuelve a la parte custodia se aplican también medidas de apremio. Si se agotan esas medidas se puede llegar al uso de la fuerza pública, con rompimiento de candados del lugar donde estén los hijos.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Desacato Medidas

El apremio

Cuando se desacatan sus órdenes en materia de custodia y convivencia con los hijos, los jueces aplican medidas de apremio que en casos extremos llegan a órdenes de arresto y uso de la fuerza pública.

Nadie lo quiere…

“Esto es traumático. Ningún padre o madre quisiera que sus hijos se vean involucrados en una situación policíaca, porque en esos casos los agentes entran a las casas con orden judicial y con el actuario”, señala el abogado Pablo Loría al hablar de esos casos extremos.

Equipo especializado

No obstante, dice que la policía cuida mucho ese aspecto y hay un grupo de agentes especiales que atienden esos casos. Intervienen trabajadores sociales, psicólogos y otros profesionales para causar el mínimo impacto a los menores.

Fuente: Diario de Yucatán

Deja un comentario

Ver también

Asesinan en Veracruz a niño yucateco sustraído por el padre

Un niño de cuatro años de edad sustraído ilegalmente por el padre y llevado a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: