Viernes , agosto 17 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Deudores esperan ‘borrón y cuenta nueva’ con CFE en Yucatán
CFE

Deudores esperan ‘borrón y cuenta nueva’ con CFE en Yucatán

La falta de pago y el retraso en la liquidación de las facturaciones por consumo de la energía a favor de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es uno de los problemas que más pérdidas dejan a la empresa con 76 mil millones de pesos que no han podido cobrar desde 1994 a usuarios domésticos, comercios, gobiernos estatales, municipales e instalaciones educativas y religiosas, así como a organismos operadores de agua potable.

Ante la promesa del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de condonar las deudas, numerosos sectores han señalado que es un acto de justicia social, pues se tolera la falta de pago más que millonaria de municipios y gobiernos de los estados.

Los 76 mil millones de pesos sin cobrar la empresa los desglosa en 40 mil millones por el robo de la energía de usuarios cuyos servicios han sido suspendidos por la falta de pago, pero que buscan formas ilícitas de reconectarse, además de aquellos que sin pagar el servicio ni establecer un contrato disfrutan del servicio tomado directamente de las instalaciones eléctricas en las calle, mercados y tianguis.

El resto, alrededor de 36 mil millones de pesos, corresponde a facturaciones que no se han cobrado, en muchos de los  casos desde hace más de 20 años; sin embargo, los usuarios continúan utilizando el servicio, aunque los cortes a sus suministros hayan sido reiterados.

En Yucatán algunos usuarios piden que el presidente electo sea incluyente con todos los estados del país, y no aplique esa medida únicamente a Tabasco y Chiapas, como lo hizo durante su campaña.

Esta promesa fue confirmada luego del nombramiento de Manuel Barttlet como titular de la CFE, cuando inicie su administración, lo que provocó la inconformidad de representantes del sector empresarial y de usuarios domésticos ya que si no se paga a tiempo, se corta el suministro inmediatamente.

Aunque hay casos aislados de algunos deudores yucatecos, piden que se les beneficie con la condonación.

Hasta mayo pasado, estados y municipios adeudan a la CFE más de 4 mil millones de pesos, ya que  algunas entidades llevan años sin pagar el servicio. Los más morosos están en el Estado de México, Guerrero y Chiapas.

En cuanto al servicio doméstico, los mexiquenses también lideran, con 68.2 millones de pesos adeudados, seguidos de los de Baja California y Chiapas, con 64.7 millones y 25 millones, respectivamente, seguidos por la Ciudad de México, Tabasco, Sonora e Hidalgo.

En los últimos lugares de morosidad aparecen Querétaro, Yucatán, San Luis Potosí, Colima, Guanajuato, Zacatecas y Michoacán.

Aunque Yucatán aparezca en la lista de los estados con menor deuda por morosidad, el municipio de Progreso, debido a que no ha pagado varias facturas, ha sufrido el corte de energía, que a su vez impide el suministro de agua potable en la cabecera municipal y comisarías.

Freddy Pech Martínez, director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Progreso (Smapap) admitió que no han abonado alrededor de 1.5 millones de pesos, la cual “se va pagando en abonos diarios y conforme el Smapap recauda el dinero de las cuotas por suministro de agua potable y alcantarillado”.

En Progreso ha iniciado un “círculo vicioso” propiciado, según lo dicho por los propios usuarios, por el alcalde electo Julián Zacarías Curi, quien ha prometido “borrón y cuenta nueva” para los deudores históricos de agua potable, lo cual ha alentado un desplome en el pago del servicio.

Al no haber recaudación de fondos por el servicio, el Smapap no tiene para pagar la luz, advierte Pech Martínez, al agregar que hasta antes de las elecciones se recaudaban entre 50 y 60 mil pesos por concepto de pago de agua potable y alcantarillado, pero luego del anuncio del presidente municipal electo, la recaudación disminuyó hasta en 20 mil  pesos y algunos días mucho menos.

Mientras tanto la CFE ha cortado el suministro de energía eléctrica hasta en tres ocasiones, suspendiendo con ello, el abasto de agua en las zonas turísticas y urbanas de Progreso, durante varios días y esto sirve de argumento a los usuarios para no pagar definitivamente sus cuentas de agua potable y alcantarillo.

Los números de la CFE han cobrado relevancia en los últimos días a raíz que el presiden de la República electo, Andrés Manuel López Obrador, anunciara que “habrá borrón y cuenta nueva para los usuarios morosos históricos de la CFE, pero la condonación llegará hasta antes del 1 de julio.

Además, prometió que para los que ganan menos habrá reasignación de tarifas, es decir, pagarán menos.

La CFE, como suministradora de servicios básicos, menciona que entre las acciones que toma para que estados y municipios paguen sus facturas es la notificación, emplazamiento del adeudo y suspensión del suministro de energía, además de establecer convenios de pago en parcialidades.

De acuerdo con el reporte anual de CFE, al menos 53 por ciento de las pérdidas no técnicas, es decir, aquellas que tienen que ver con los robos y falta de pago, alcanzaron los 18 mil 725 gigavatios por hora.

En el caso de las  “pérdidas técnicas”, que se derivan de las fallas y fugas en la infraestructura de distribución, alcanzaron los 16 mil 806 gigavatios por hora. La empresa asegura que reducir esas cifras es uno de sus principales retos.

Deja un comentario

Ver también

CFE

Empleados de la CFE del Carmen extorsionan a usuarios con 25 mp

ShareBajo amenazas y abusando de su autoridad como servidores públicos, tres empleados de la Comisión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *