lunes , julio 13 2020
Portada / La Opinión / Desobediencia

Desobediencia

Fuente: SemMéxico

Hablemos de tradición y de traiciones

Olimpia Flores Ortiz

SemMéxico, 29 de junio, 2020.- La cuestión de la tradición representa un conflicto que se debate entre su valor para la cohesión e identidad cultural, y su instrumentalización como coerción social, y como trampa nugatoria de derechos.

Establezcamos en principio, que la tradición es mutante. Aun cuando provenga de mitos antiguos, el obrar de los siglos, el paso de las generaciones la tra…iciona.

¿Pueden existir las sociedades y las culturas del presente sin la discontinuidad, e interrupción de la tradición? No, cada momento histórico y espacialmente definido, es el resultado de una falla de comunicación en la que la tradición se presentifica innovadoramente.

Tradición y traducir, provienen de la misma fuente etimológica: tradere (transmitir), trans (de un lado al otro); y también traición, que viene de  (entrega, transmisión). La tradición y la traducción siempre van acompañadas de la traición. Toda posibilidad de futuro entraña pues la necesidad de traicionar el uso del lenguaje y con ello, el de la concepción y organización de la vida. Cada generación traiciona a la precedente.

¿A qué tradición se refiere el Presidente López Obrador en su ambivalente reivindicación del pasado jueves? “A veces no gusta mucho porque, también con razón, se quiere cambiar el rol de las mujeres y eso es una de las causas, es una de las causas justas del feminismo, pero la tradición en México es que las hijas son las que más cuidan a los padres, nosotros los hombres somos más desprendidos, pero las hijas siempre están pendientes de los padres, de los papás, de las mamás” …“Entonces, cuidamos, por tradición, por costumbre, porque la familia mexicana es la institución más importante de seguridad social que existe, es familia fraterna. Bueno, eso nos ha ayudado”.

No hay esencia masculina ni tampoco esencia femenina. Hay una historia de las culturas que son plurales y son diversas. Y en ellas hay sistemas sexo-género que son construcciones sociales que se valen de la justificación del mito, -en Occidente el cristiano- la tradición y la costumbre, que ya vemos que no son inmutables, de modo que lo que fueron en los principios del monoteísmo y nuestro hoy, está mediado por un cúmulo de tradiciones, que son traducidas por las generaciones, y las interacciones del mundo, traicionando su origen. ¿Qué entonces se defiende de la tradición?  ¿Y en cuál estadio de la tradición nos ubicamos para defender cuáles valores?

El ser mujer o ser hombre en cada tiempo y en cada lugar, conlleva la carga del  previo transcurso de la humanización que es cultural, es decir lo que la humanidad ha hecho de sí misma; que no de la hominización que es el proceso en el que desemboca la evolución de la cadena genética de la que provenimos como especie. Es decir, que los sistemas sexo-género, no son naturales sino construcciones. Es posible que un hito de la hominización haya sido que una primate llorara la pérdida de un hijo; pero no la instauración del cuidado exclusivo de la descendencia, o el confinamiento al hogar; o la monogamia y la heterosexualidad.

La teoría freudiana dice que el tabú del incesto –por ejemplo- deriva en una prohibición universal de las culturas. ¿Ello significa entonces que hay un cierto rechazo natural a las relaciones sexuales consanguíneas? El incesto tiene una diversidad de variantes entre parentescos, cuya prohibición por la Ley no se instaura para regular las relaciones sexuales o la procreación, sino a fuer de regular uniones matrimoniales para sistematizar la organización social del poder político, de los intereses, de las herencias, cuestiones harto mundanas que no tienen nada que ver con los valores. La prohibición del incesto es el primer cruce entre el deseo y la Ley, pero no es natural.

O, por otro lado, ¿cómo es que se origina y se establece a perpetuidad el orden patriarcal en las diferentes sociedades humanas de todos los tiempos hasta hoy? Tampoco hay ahí un dictado de la naturaleza, sino procesos históricos que lo fueron determinando, como el surgimiento de los monoteísmos con el predominio masculino en sus sociedades y sus formas de organización social sustentada en la familia, para generar estabilidad, darle sentido a la vida y por supuesto, justificar ese cierto orden. ¡Es tan evidente en la colonización de América, la importancia del patriarcado combinado con la discriminación racial para sojuzgar a sus civilizaciones! Reducirlas y trastocarlas en sus creencias y en sus cimientos, porque no se justifica someter a los iguales. No otra cosa fue la evangelización colonial sino una sobreposición de valores para regir al alma y al cuerpo, y con ello al fundamento organizacional de las sociedades precolombinas, sí, pero también la conciencia individual, los atributos de ser hombre y de ser mujer, el lugar de cada quien, de acuerdo al nuevo mito legitimador y sus simbolizaciones: en suma para fundar un sistema político.

“…la conciencia es una cadena híbrida biocultural en la que también encontramos las traducciones, las tradiciones y las traiciones” Roger Bartra. Letras Libres. 2014 Discurso de entrada a la Real Academia Mexicana de la Lengua. https://www.letraslibres.com/mexico-espana/traducciones-traiciones-tradiciones

Así expuesto, si la tradición lejos de ser inmutable y natural, es dinámica y construida, entonces es susceptible de la intervención transformadora. Todo es posible. No hay esencia a preservar, sino un discurso a traicionar, con su tradición, y con sus traducciones en el decurso de los tiempos. Ninguno de sus valores es intrínsecamente válido, ni mucho menos sagrado.

En la inevitable cadena de traiciones, traicionemos al mito, al lenguaje, a la tradición, antes  que a nosotras mismas.

Oaxaca, al comienzo de un verano impredecible y desalentador. 28 de junio

Facebook: http://www.facebook.com/OlimpiaFloresMirabilia

Twitter: @euphrasina   (gusto por la elocuencia)

Deja un comentario

Ver también

Violencia de género

Ante el “8M” y el “9M” Antonio Salgado Borge (*) Fuente: Diario de Yucatán Hoy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: