sábado , diciembre 15 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Crece el temor en Ucú

Crece el temor en Ucú

Publicado en Diario de Yucatán

Habría violencia si vuelven a parar una asamblea

Felipe Quintal Dzul, dirigente de un numeroso grupo de ejidatarios de Ucú, manifiesta su temor de que la Procuraduría Agraria suspenda este domingo —por tercera ocasión— la asamblea para remover al actual comisario ejidal de ese municipio, Erick Martín Dzul Matú.

Éste, como hemos informado, es señalado como “tapadera” de su antecesor Géner Pech León, acusado a su vez de vender cientos de hectáreas de ese ejido, mediante asambleas “fantasmas” y actas falsas.

“Estamos preocupados porque la Procuraduría Agraria (PA) intervenida”, dice, “al parecer por el grupo que apoya a Dzul Matú ya logró suspender la asamblea de remoción en dos ocasiones, interpretando a su conveniencia la resolución de amparo de un juez federal.

“Estamos preparados para todo”, dice Quintal Dzul, aunque si la autoridad intenta de nuevo violentar la ley, “se podría desatar la violencia en las calles de Ucú el domingo”.

En entrevista con el Diario, el dirigente acusa a Pech León de autoritario, de malos tratos y de falta de transparencia en el manejo de los recursos del ejido.

Por este motivo, como ya informamos, inició un movimiento para remover a Dzul Matú, a quien identifica como “títere” de Géner Pech. “Él es quien realmente manda en el ejido”, insiste.

El 6 de junio Quintal Dzul presentó pruebas de sus acusaciones contra el excomisario, en una reunión en la casa ejidal a la que asistieron más de 200 personas. En ella anunció su propuesta de remover a Dzul Matú y dijo que para eso era necesario recabar la firma del 25 por ciento del padrón ejidal.

Pocos días después, Quintal Dzul logró reunir 217 firmas, el 59% del padrón, suficiente para lograr la remoción, ya que la ley ejidal prevé que ésta se dé con el 50 por ciento más uno de los votos.

Con este número de firmas, Felipe Quintal notificó al comisario y luego al presidente del Consejo de Vigilancia para que convoquen a una asamblea de remoción, como marca la ley, pero ninguno de ellos lo hizo.

El 22 de junio el dirigente de los ejidatarios inconformes presentó su solicitud en la oficialía de partes de la PA, “a la que no le quedó más remedio que lanzar la convocatoria a la asamblea y fijar la fecha: domingo 26 de agosto”, indica.

Sin embargo, añade Quintal Dzul, el comisario ejidal solicitó amparo contra esa medida. La juez IV de Distrito, Miriam de Jesús Cámara Patrón, le concedió la suspensión, pero en términos que no impedían la celebración de la asamblea.

No obstante, el sábado 25 de agosto, el jefe de Residencia de la PA, José Ernesto Canul Can, le pide a Quintal cancelar el evento. “’Aquí está la notificación’, dijo, y me mostró la resolución de la juez que, según su interpretación, prohibía la celebración de la asamblea, aunque esto no era cierto”.

Esa resolución no impedía la asamblea, sino la toma de posesión del local, la destrucción de sus bienes, etcétera.

Quintal Dzul enseña al Diario copia de esa resolución que dice: “El acto reclamado en el presente asunto consiste en la orden de invadir, destruir, privar de la propiedad, posesión y disfrute de los derechos agrarios del núcleo de población ejidal de Ucu”.

Sabiendo esto, que claramente no se prohibía la celebración de la asamblea, Quintal siguió con su plan. Al día siguiente se presentaron a la casa ejidal más de 200 ejidatarios, que eran recibidos en la puerta por el comisario Dzul Matú, quien les decía: “Váyanse, ya no hay reunión”.

En efecto, ésta se suspendió por la inasistencia de los visitadores de la PA, que debían atestiguar el evento.

Pocos días después, Quintal y sus seguidores solicitaron una segunda asamblea a la Procuraduría Agraria. Ésta la fijó para el domingo 23 de septiembre, pero ocurrió lo mismo que en la primera vez: el ejido se volvió a amparar y la juez Cámara Patrón contestó en los mismos términos que lo hizo en la ocasión anterior.

Como la PA ya conocía el criterio de la juez de no prohibir la celebración de la asamblea de remoción —aunque los visitadores hacían creer eso a los ejidatarios — el viernes 21 de septiembre la delegada de la PA, Rita Candelaria Chuil Gómez, presentó a la juez un incidente que pedía considerar a los ejidatarios como terceros interesados y pedía también algo notoriamente improcedente, la revocación de su amparo.

En un acuerdo firmado por la juez Cámara Patrón, ésta responde: “Hágase de su conocimiento que la Ley de Amparo que nos rige en ningún artículo faculta a la suscrita a revocar sus propias determinaciones”.

Ésta es una prueba de que la delegada de la PA está en contubernio con el comisario y con la gente que lo patrocina, dice Quintal Dzul.

Pese a la advertencia de la Procuraduría Agraria, el domingo 23 de septiembre numerosos ejidatarios de Ucú acudieron a la casa ejidal, pero otra vez la asamblea se suspendió por la inasistencia de los visitadores agrarios.

Eso ocasionó que los ejidatarios cerraran varias calles y vías de acceso en Ucú. Sin embargo, Quintal y sus seguidores pidieron una tercera asamblea, cuya fecha se fijó para este domingo 14 a las diez de la mañana.

¿Va a ocurrir lo mismo?, pregunta el Diario.

“No lo sabemos, no creo que se atrevan hacer lo mismo”, dice Quintal.— H. C. C.

Ejidatarios Remoción

Los conflictos en el ejido de Ucú podrían convertirse en un problema social.

Asamblea

“De volverse a suspender la asamblea para remover al actual comisario ejidal de Ucú, Erick Martín Dzul Matú, el próximo domingo, se podría desatar la violencia allí, porque esto ya no es sólo un problema del ejido, sino de todo el pueblo de Ucú”, advierte Felipe Quintal Dzul, dirigente de los ejidatarios inconformes con la actual directiva.

Dirigente

Quintal Dzul se presentó como candidato a comisario ejidal en las elecciones del 28 de marzo, pero perdió frente a Dzul Matú por 17 votos.

El verdadero poder

Quintal Dzul atribuyó la derrota a gente del ex comisario Géner Pech, “el poder detrás del trono”, que impidió el ingreso de más de 120 ejidatarios a las mesas de votación.

 

 

 

Deja un comentario

Ver también

Este será un buen año para el campo yucateco, afirma Ramírez Marín

Participa en reunión informativa con ejidatarios Escucha inquietudes en la Casa del Campesino de Izamal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: