lunes , noviembre 11 2019
Portada / La Opinión / Comienzan a llegar amenazas por el caso de Greta Martínez Corona

Comienzan a llegar amenazas por el caso de Greta Martínez Corona

Ana María Ancona Teigell

“El trastorno más peligroso es el desprecio a la vida humana.”

Ana María Ancona T.

Amenazan a una de las abogadas que lleva el caso de la víctima Greta Martínez Corona, quien acusó a su ex pareja H.C.V. de intento de feminicidio, golpes, amenazas, y graves lesiones físicas y psicológicas (todas las pruebas, videos, audios, ya están en el expediente).

El lunes 14 de este octubre alrededor de las diez y media de la noche, más o menos, recibió una llamada del celular 9999040134. Nadie habló, solo escuchó una respiración, el ruido de una puerta de un coche que cerraban y como si estuvieran arrastrando una bolsa. Fin de la llamada.

Ella estuvo llamando en varias ocasiones a ese número, aunque aceptaban la llamada no contestaban, hasta que le dijeron que ese número no existía.

Más tarde recibió por WhatsApp este mensaje: “Yo sé todo sobre ustedes, dónde viven, a dónde van, con quién están, y todas inútiles, de mí no saben nada ni pueden probar nada, por eso las matan, POR PENDEJADAS”.

Como habla en plural, suponemos que se refiere a todas las que estamos apoyando a Greta, incluyendo a la secretaria de Gobierno Lic. María Fritz Sierra, quién muy amablemente nos brindó su ayuda para darle custodios a Greta. Seguramente ella no está enterada, pero su abogado ha tenido que mandar muchos oficios para que se los vuelvan a dar cuando se los quitan.

La custodian un día sí y otro no. Los días que no los tiene, no puede salir de su casa porque si sale sola quiere decir que no los necesita y se los quitan. Esto se llama “violencia Institucional”.

Le pedimos atentamente al Gobierno de Yucatán, que ya que ha invertido tantos millones de pesos en tener una tecnología de primer mundo, lo que mantiene hasta el día de hoy al Estado tranquilo y seguro, que lo utilicen para investigar y saber de quién es ese número y tomen las medidas necesarias, porque parece ser, que el mensaje va dirigido a varias personas.

En la última entrevista que tuvo el padre Alejandro Solalinde Guerra, más o menos el 28 de julio del año en curso, (quién apoya y protege a Greta). Acompañado por la fotoperiodista y experta en feminicidios Frida Guerrera y un grupo de mujeres yucatecas que apoyamos el caso de Greta, con el Fiscal General del Estado de Yucatán, Lic. Wilbert Cetina Arjona y la Secretaria de Gobierno Lic. María Fritz Sierra, se llegaron a compromisos que el Fiscal no ha cumplido.

Nos pidió que se tenía que ampliar la carpeta de investigación para que el pudiera tener los elementos (que los había y los hay en la carpeta), pero bueno, para poder consignarla por intento de feminicidio.

Así se ha hecho, se ha seguido al pie de la letra todo lo que pidió. Ya no hay más que ampliar y hasta el día de hoy la carpeta sigue sin moverse. El abogado de Greta, Lic. Efraín Encalada Burgos, ha tenido que recurrir a los jueces de Control para que le pidan a la Fiscalía General del Estado de Yucatán que la consignen de una vez.

Ya vamos para dos años y hasta el día de hoy, la justicia como siempre brilla por su ausencia, la violencia institucional que sufren las víctimas las deja en total indefensión, abandono e indiferencia por parte de nuestras autoridades y las expone a que las maten.

Greta sigue el mismo camino de Emma Gabriela Molina Canto. La tuvieron años de un lado para otro, dándole falsas esperanzas y engañándola con promesas que nunca se cumplieron. Pedía y suplicaba que por favor la protegieran y todas las autoridades del Estado de Yucatán fueron sordas, ciegas, mudas e indiferentes ante esta mujer y madre que encontró la muerte a las puertas de su casa y de once puñaladas.

Hacemos esto público no sólo por las amenazas que no nos asustan, ni nos dan miedo, sobre todo cuando son anónimas, hechas por cobardes que no se atreven a dar la cara; todo lo contrario, nos fortalecen y nos llenan de valor para seguir levantando la voz. Si no también para que sepan que nunca nos vamos a callar, nunca vamos a dejar de gritar por todas ellas y velar para que se haga justicia.

El padre Alejandro Solalinde Guerra, esta semana llega a Yucatán y si aquí nadie lo quiere recibir y escuchar, él encontrará la manera para que el caso de Greta y su hijo se resuelva y nosotras lo vamos a acompañar.

Esto es una llamada de atención para el Gobierno de Yucatán, hay una mujer y un niño en peligro de muerte y su obligación es protegerlos y que se condene el delito por lo que es, intento de feminicidio.

Deja un comentario

Ver también

Imputado por delito de violencia familiar

La Fiscalía General del Estado (FGE) formuló la imputación a J.A.C.P. por su presunta participación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: