Domingo , junio 17 2018
Portada / Yucatán / Principales Yucatan / Campaña para prevenir unión temprana y matrimonio de niñas en México

Campaña para prevenir unión temprana y matrimonio de niñas en México

“De la A (Aguascalientes) a la Z (Zacatecas), México sin unión temprana y matrimonio de niñas en la ley y en la práctica”

En noviembre de 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lanzó la campaña ÚNETE, para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, iniciando  la campaña de los #16Días de activismo contra la violencia de género, que inició  el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer para culminar el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos,  dedicada a la eliminación del matrimonio de niñas en la ley y en la práctica, resaltando que el matrimonio a edades tempranas de niños y niñas constituyen una violación a los derechos humanos de los infantes, y considerada como prácticas nocivas, que conllevan una grave afectación a la vida, la salud, educación e integridad de las niñas, además de afectar su futuro desarrollo y el de sus familias, al incrementar la discriminación y violencia contra ellas.

De acuerdo con una publicación de la ENAID, 2014, al menos una de cada 5 mujeres entra en unión conyugal antes de cumplir 18 años, y esta  tendencia ha variado muy poco en  las nuevas generaciones, ya que 8 millones de mujeres entre 15 y 24 años, se unieron conyugalmente antes de 18 años; destaca el hecho de que entre las mujeres de 50 a 54 años, el 25.3 % se unieron antes de los 18 años, en tanto que las mujeres de 20 a 24 años, la tendencia fue de 21.4%.

Las jóvenes hablantes de lengua indígena presentan proporciones muy elevadas de matrimonio infantil, superiores al 40% en Chiapas, Guerrero y Veracruz. (ENADID, 2014).

El matrimonio de niñas tiene sus raíces en la discriminación de género y tiene múltiples consecuencias: la deserción escolar, el embarazo prematuro, la mortalidad materna, la transmisión intergeneracional de la pobreza y en general la limitación a las oportunidades de vida de las niñas y adolescentes.

El Comité de la Convención de los Derechos del Niño, en ese mismo año 2015, hizo al gobierno mexicano la observación general número 18, (2014), la cual fue adoptada de manera conjunta con el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, asegurar la efectiva implementación del artículo 45 de la LGDNNA, para que la edad mínima para contraer matrimonio por parte de niños y niñas sea establecida en 18 años en las leyes de todas las entidades federativas, además de implementar programas integrales para sensibilizar acerca de las consecuencias negativas del matrimonio infantil en niñas, dirigida especialmente a los familiares maestros y líderes indígenas.

También en 2015,  el Gobierno Federal puso en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), a la que se están sumando las Entidades Federativas con el objetivo de reducir el número de embarazos en adolescentes en México en el marco de los derechos humanos, la igualdad de género, la corresponsabilidad y la rendición de cuentas y se constituyó el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes.

Al entrar en vigor el 15 de diciembre de 2014 la Ley general de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que establece los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio, todos los estados han unificado sus leyes estatales.

Sin embargo el Código Civil Federal establece la edad de las niñas a los 14 años y de los niños a los 16. En lo referente a los Códigos Civiles y Familiares de las entidades federativas, únicamente ocho estados establecen, tanto para mujeres como para hombres, la edad de 18  años sin excepción para contraer matrimonio, estos estados son: Baja California Sur, Coahuila, Jalisco, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Veracruz y Yucatán. Todos los demás estados establecen los 18 años de edad para contraer matrimonio, pero con excepciones y dispensas a la edad, o establecen edades mínimas de 14 o 16 años para mujeres y 16 o 18 para hombres.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030, aprobados recientemente, establecen en su meta 5.3 la erradicación de las prácticas perjudiciales para niñas y adolescentes como el matrimonio infantil, temprano y forzado.

Cada día 25 de cada mes es momento oportuno de movilizarse, llamar la atención e impulsar acciones para eliminar los matrimonios de niñas.

Armonización legal completa de la A(guascalientes) a la Z(acatecas), de acuerdo a los instrumentos internacionales y al marco jurídico nacional, para establecer la edad del matrimonio a los 18 años sin excepción en las leyes y en los Códigos estatales.

Empoderar a las niñas y adolescentes para lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres en el marco de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030

Garantizar la protección social integral a niñas y adolescentes, desarrollando políticas públicas, programas, respuestas y servicios multisectoriales para combatir esta práctica nociva, y promover oportunidades de inclusión y desarrollo para ellas.

Garantizar la permanencia de las niñas en la escuela: impulsar la inclusión, permanencia o continuación de las niñas y adolescentes en el sistema educativo hasta concluir la preparatoria. Existen evidencias de que las tasas de matrimonio de niñas se ven sensiblemente reducidas cuando las mujeres concluyen la preparatoria.

Mejorar la información, a través de la generación y uso de datos cuantitativos y cualitativos desglosados por sexo, edad, etnia, raza, ubicación geográfica, situación socioeconómica, nivel educativo y otros factores clave.

Campañas de difusión a nivel estatal y municipal sobre las consecuencias negativas del matrimonio y la unión temprana de niñas, con la finalidad de desalentar y erradicar esta práctica nociva.

Organizar eventos, foros de debate y acciones conjuntas para sensibilizar sobre las consecuencias del matrimonio infantil, que incluyan la participación de gobierno, sociedad civil, sector privado y medios de comunicación, así como hombres y mujeres de todas las edades.

Difundir información en las redes sociales con el hashtag #NiñasNoEsposas

¿Se ha avanzado en algo en esta situación de matrimonios y embarazos tempranos en la adolescencia o seguimos en la misma situación? Es importante visibilizar el problema que sigue vigente y continuar con la campaña para erradicar esta violencia tan nociva que se da en contra de las niñas y ayudarlas a continuar con su sano desarrollo.

 

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *