Domingo , septiembre 23 2018
Portada / Yucatán / Secundarias Yucatan / Abogada aclara su participación

Abogada aclara su participación

“No conocía a los Arredondo ni al supuesto dueño”

Martha Lorena Castillo Bolio, la abogada que intervino en una parte de la operación en la que un sujeto que se hizo pasar por el Dr. Luis Ramírez Carrillo vendió una casa de éste en Las Américas a otra persona, mediante la falsificación de documentos, dice que éstos “eran copia exacta, imposible de saber si eran falsos”.

Mi intervención se limitó a gestionar una promesa de compraventa, explica, “pero ahora insinúan que soy miembro de la mafia inmobiliaria”, lo que me causa graves perjuicios laborales, afirma.

En días pasados el Diario publicó declaraciones de Ricardo Arredondo —padre de Ricardo Arredondo Dichi, comprador “de buena fe” de la casa del Dr. Ramírez—, quien reconoció que él y su hijo y el supuesto vendedor acudieron al despacho de la Licda. Castillo por recomendación de Emmanuel Vargas, el intermediario en la operación de compraventa.

Vargas, por su parte, dijo al Diario, como también ya publicamos, que él recomendó los servicios de Martha Castillo y del notario suplente Luis Alberto López Rosado, porque la persona que se hizo pasar por Ramírez Carrillo y quien contrató a Vargas para promover la venta de la casa de Las Américas, así se lo indicó.

“Yo no conocía a los Arredondo ni al supuesto propietario, Emmanuel los llevó a mí”, dice Martha Castillo, quien recibió de éste toda su documentación, cuando gestionó la promesa de compraventa.

“Me entregó la credencial de elector, Curp, acta de nacimiento y hasta el Registro Federal de Contribuyentes. Todos parecían originales y era muy difícil saber si eran falsificaciones. Además, yo no soy perito grafólogo para saber si esos documentos eran falsos”.

En la carta firmada por Arredondo Dichi y publicada por el Diario el 5 de abril, el comprador, dice Martha Castillo, afirma que en la firma de la promesa de venta, donde él entregó $200,000 en efectivo al supuesto Ramírez Carrillo, como adelanto, se hizo en mi despacho. “No lo niego, pero el Diario, al titular la nota de esa carta, insinuó que yo soy miembro de la mafia inmobiliaria”, lo que cual no es cierto, por supuesto.

Desde el primer momento, luego del descubrimiento de la estafa en su contra, por parte de los Arredondo, “yo les ofrecí todo mi apoyo” y nunca se los negué, pero la publicación de esa carta “dañó mi prestigio profesional y me causó graves problemas laborales”.

“Lo único que gané en esa transacción fueron $1,500 por gestionar la promesa de venta”, dijo.

De acuerdo con la carta de Arredondo Dichi, éste documento lo certificó el notario No. 48, Gustavo Monforte Luján.— Hernán Casares Cámara

Castillo Bolio también precisa que no trabaja con el notario suplente López Rosado.

Ricardo Arredondo, padre del comprador, dijo al Diario que cuando fueron a pedirle explicaciones a López Rosado, cuando se enteraron de la estafa, le solicitaron copia certificada de la escritura y sus anexos (él solo les dio la escritura sin el certificado de libertad de gravamen y otros documentos), pero el notario le respondió que esos papeles se lo daría a la Licda. Castillo.

También les dijo, según Arredondo, que esta persona tramitaría un certificado de no matrimonio del supuesto Ramírez Carrillo. Igualmente, el notario citó al comprador en tres ocasiones en sus oficinas, para entrevistarse con Castillo Bolio, pero ésta nunca se presentó.

“No lo hice porque en esos días mi papá estaba internado en el hospital”, dijo, y descartó que ella trabaje para López Rosado.

Fuente: Diario de Yucatán

Deja un comentario

Ver también

Mérida busca fortalecer su proyección turística y cultural en China

ShareEl alcalde Renán Barrera recibe a una delegación de la ciudad china de Nanchang Con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *